Viernes. 21.09.2018 |
El tiempo
Viernes. 21.09.2018
El tiempo

KIA STINGER GT LINE

El misil surcoreano

Kia Stinger GT Line
Kia Stinger GT Line

En pleno proceso de deshielo de las relaciones con Corea del Norte, el fabricante surcoreano Kia puede presumir ante el resto del mundo de haber desarrollado un auténtico misil, el Stinger GT Line.

Con un motor de seis cilindros en V bajo el capó, una cilindrada de 3.342 centímetros cúbicos, doble turbo, tracción a las cuatro ruedas y 370 caballos de potencia, este modelo cuenta con una inmejorable carta de presentación, ya que podría ser capaz de impulsar al mismísimo Kim Jong Un, acompañado de su homólogo surcoreano, Mun Jae In, a una velocidad máxima de 270 kilómetros por hora.

Pero lejos de cualquier aspiración bélica, el Kia Stinger GT es un vehículo desarrollado especialmente para el disfrute de cualquier conductor que tenga la oportunidad de ponerse a sus mandos. Y es que esta berlina de más de 4,8 metros de longitud no solo sorprende por sus endiabladas prestaciones, sino que también lo hace por unos acabados que están a la altura de lo que se espera de cualquier modelo de gama alta del mercado, por su elevado nivel de confort a la hora de viajar en familia y por su completo e innovador equipamiento.

Todo ello se ofrece, además, a un precio que se sitúa en torno a los 55.000 euros que, aunque supone una cantidad más que respetable para muchas familias, no lo es tanto si se compara con las cifras en las que se mueven la mayoría de sus rivales de potencia similar.

ATRACCIÓN. Sin llegar a valorar algo tan subjetivo como es el resultado estético, otro de los atractivos del Kia Stinger es su capacidad para atraer miradas allá por donde pasa. Sus proporciones resultan espectaculares. Es ancho y bajo, con un frontal de faros rasgados y capó afilado que denotan su elevado dinamismo, mientras que la zaga está marcada por unas aletas ensanchadas, un pequeño spoiler y las cuatro salidas de escapes.

El resultado es un conjunto armónico, sin grandes estridencias y que, sobre todo, da una gran sensación de calidad en cada detalle.

Todos esos valores son los mismos que se perciben en el interior. El espacio es más que suficiente para que cuatro adultos viajen con absoluto confort e, incluso, permite acoger a un quinto pasajero, algo que no todos sus rivales hacen.

Los asientos delanteros, de regulación eléctrica, son cómodos y recogen perfectamente el cuerpo. Por su parte, el diseño del salpicadero es sencillo, sin estridencias, pero a la vez da una gran sensación de calidad tanto por los materiales utilizados como por el tacto de los diferentes mandos. En este sentido, el mejor halago que se le puede hacer es que no tiene nada que envidiar a las berlinas de marcas alemanas.

La instrumentación resulta además muy completa, el Head Up Display, de generosas dimensiones, se proyecta directamente al parabrisas, mientras que el puesto de conducción resulta muy ergonómico y recoge perfectamente al conductor.

EN MARCHA. Pero las verdaderas cualidades del Kia Stinger GT Line salen a relucir una vez que se pulsa el botón de arranque y el coche se pone en marcha.

El magnífico bloque motor V6 de 370 caballos está asociado a un cambio automático de ocho velocidades, en el que se echa de menos que no se pueda manejar en modo secuencial desde la palanca de cambio sino tan solo a través de las levas situadas detrás del volante.

El Stinger ofrece varios modos de conducción —Smart, Eco, Comfort, Sport y Sport+— que actúan sobre la dirección, la caja de cambios, la amortiguación, la entrega de potencia, el control de estabilidad y el sistema de tracción.

El primero de estos modos es capaz de adaptarse de forma automática al modo de conducción que se realiza en cada momento, por lo que acaba siendo el más recomendable, mientras que el modo Sport + es el más radical de todos y llega a desactivar el control de tracción, mientras que el de estabilidad queda latente y solo actúa cuando ya se está muy cerca del límite.

En todo caso, el comportamiento y las bondades del chasis salen a relucir desde el primer momento hasta hacer del Stinger GT Line uno de los modelos más divertidos y gratificantes de conducir entre las berlinas de ese tamaño y peso.

La calidad de rodadura resulta excelente y el habitáculo está bien insonorizado. Además, el tarado de suspensión hace que no haya balanceos excesivos de la carrocería, a la vez que logra absorber efizcamente las irregularidades del asfalto. Sin duda, un coche que sorprende y que no defraudará ni a los más exigentes.

Un musculoso atleta de apellido humilde
En un segmento que parece vetado a cualquier marca que no sea de origen alemán, el caso del Kia Stinger es una grata sorpresa en todos los aspectos. Y es que a pesar de esa falsa sensación de humildad que puede transmitir el logotipo de la firma surcoreana, este modelo no solo no desentona en ningún apartado sino que es capaz de brillar a la altura de los mejores en casi todos ellos. Después de rodar con él más de 1.000 kilómetros, el Stinger GT deja claro que es un duro rival para coches como el BMW Serie 4, el Audi A5 Sportback o el Volkswagen Arteon. Frente a ellos, su apellido es más modesto, pero su calidad real a todos los niveles es incuestionable. En este sentido, el papel que juega este modelo dentro de la marca coreana también es claro. No es que Kia se vaya a convertir a partir de ahora en una marca de vehículos de lujo, pero de lo que se trata es que los clientes de Kia tienen ahora un motivo más para sentirse orgullos de su marca. Además, dentro de la gama Stinger tampoco es necesario fijarse únicamente en la versión GT Line, la más potente y cara, sino que también destacan las otras dos opciones mecánicas. Por un lado, la diésel de 2.2 litros de cilindrada y 200 caballos de potencia y por otro, la 2.0 gasolina de 255 caballos y tracción trasera. En caso de decantarse por algunas de estas versiones, la gama Stinger pasa a estar disponible desde 37.900 euros. Un precio imbatible para algunos de esos rivales de alta alcurnia.

Kia stinger1

Eficaz en condiciones exigentes

En las condiciones más exigentes, como en el circuito de A Pastoriza, el Stinger GT Line se sigue mostrando muy eficaz. En estas condiciones tan extremas sale a la luz el elevado peso de todo el conjunto, aunque se desenvuelve con sorprendente agilidad.

Kia stinger3

Poderosa imagen

El diseño del Stinger sigue las líneas maestras de los GT clásicos. La anchura de la carrocería, la disposición de los grupos ópticos, el pequeño alerón y las cuatro salidas de escape son las señas de identidad de la zaga.

Kia stinger

Un interior sin tacha

El diseño interior está inspirado en el de algunos de sus rivales más directos. Las sensaciones que transmiten todos los mandos son muy agradables y los asientos ofrecen un excelente tacto y un elevado confort.

FICHA TÉCNICA
Motor
Combustible: Gasolina
Cilindrada: 3.342 cc
Número de cilindros: 6 en V
Potencia: 370 CV
Par máximo: 510 Nm
Transmisión
Tracción:
Integral
Cambio: Automático, 8 vel.
Prestaciones y consumos
Velocidad máxima: 270 km/h
Aceleración 0 a 100: 4,9 seg
Consumo medio (100 kms): 10,6 l.
PRECIO
Desde 54.150 euros

 CONCESIONARIO EN LUGO

Breogan kia

El misil surcoreano