El tiempo
domingo. 25.09.2022
El tiempo

Cómo pueden cambiarte la vida los amarres de amor

Paloma Lafuente

Los amarres de amor son hechizos utilizados en la mayoría de casos para resolver un problema sentimental con la pareja, aunque también se pueden hacer sin estar en una relación por conflictos sentimentales personales.

Estos hechizos han cobrado fama en los últimos años, al ver los resultados consolidados que consiguen y también por el hecho de poder adaptarse a cualquier problema de este tipo que se quiera resolver.

Pero más allá del éxito que pueden conseguir con sus rituales bien hechos, los amarres de amor pueden llegar a ser determinantes para quien los realiza, porque pueden hasta cambiarte la vida en muchos aspectos.

Además, no importa si haces el ritual por tu cuenta (algo solo recomendable si tienes bastante conocimiento y experiencia) o bien con profesionales reconocidos como Paloma Lafuente. Estos cambios que influyen en tu vida son notorios en cualquier caso.

En este artículo repasamos algunos de los cambios más importantes que pueden motivar los amarres de amor y el motivo de que consigan estos efectos en aquellas personas que los aprovechan.

Te presentan nuevas soluciones a tus problemas sentimentales

Hechizos de amor

A la hora de resolver un problema sentimental tenemos muchas opciones a nuestro alcance. En primer lugar, podemos intentarlo por nuestra cuenta.

Podemos (y en realidad debemos) hacer análisis de lo que ha sucedido en la relación, qué responsabilidad tenemos en la crisis y qué debería haber pasado para que la situación actual fuera otra.

No siempre es fácil identificar la causa de un conflicto sentimental, ni tampoco saber qué solución es la más apropiada. Por ese motivo en muchos casos se pide consejo a las amistades. Pero no suele ser siempre la mejor opción, dado que cada persona tiene sus propias opiniones y puede afrontar cada problema de distinta manera.

Precisamente una de las cualidades de los amarres es la adaptación, pero para conseguirla necesitan personalizar el ritual de amarre, algo que se consigue principalmente con ingredientes personales como un anillo de bodas, una fotografía o un regalo entre la pareja realizado en un momento de felicidad.

Sin consejos de amistades mucha gente acude a profesionales especializados en resolver cuestiones psicológicas. El problema es que en la mayoría de casos este es un proceso lento, que puede hacer más difícil conseguir una reconciliación antes de que sea algo irreversible.

Pero incluso aprovechando todas estas soluciones, muchas de las personas que acuden a los amarres de amor lo hacen como una última opción para conseguir recuperar su relación.

No hay por qué esperar a que sea un último recurso, ni siquiera tampoco esperar a que haya un conflicto en la pareja. Como más adelante veremos, la prevención y el cuidado de la relación con los amarres de amor puede ser un mecanismo muy útil para vivir en felicidad.

Ante los resultados obtenidos con el amarre, las personas que lo aprovechan descubren así una nueva forma de resolver los problemas, al menos aquellos relacionados con los sentimientos.

Es una puerta abierta a unos hechizos que ahora puedes aprovechar para conseguir unos objetivos basados en la felicidad y, a ser posible, con esa persona tan especial.

Los amarres de amor motivan tu autoconocimiento y el de tu entorno

Paloma Lafuente

A menudo se piden consejos sobre los sentimientos por una falta de costumbre a la hora de analizarse de forma personal y pararse a ver el entorno, es decir, la situación de las cosas.

Como hemos comentado anteriormente, uno de los cambios que va a propiciar descubrir estos hechizos es el hecho de motivar una autocrítica o análisis de nuestro papel en el conflicto sentimental.

Esto va a motivar un autoconocimiento que de otra forma no es tan fácil de abordar, pero también te va a ayudar a ver el entorno con más detenimiento.

Paloma Lafuente recomienda para ello aprovechar la interpretación de cartas del tarot o cartomancia. Ella descubrió desde muy pronto sus aptitudes para ello y, desde entonces, ha mantenido una dedicación constante para mejorar en este servicio y poder ofrecerlo a todas las personas que lo necesiten.

La lectura de cartas del tarot por un lado consiste en un ejercicio de introspección, que nos impulsa a buscar respuestas dentro de nuestro subconsciente. De esta forma identificamos qué acciones estamos tomando y qué camino estamos recorriendo, para conseguir "ver el futuro", que en realidad supone saber si estamos dirigiéndonos hacia la felicidad o no.

Este servicio también nos impulsa a analizar el entorno, aquello que está alrededor de nosotros, ya que una pareja no funciona de forma independiente al mundo, sino que muchas veces se ve influenciada por otras personas.

De hecho hay algunos amarres que están dirigidos a terceras personas, ya que su influencia está afectando a la relación, normalmente de forma negativa.

Pero además de lo que conseguimos con los amarres, también hay que tener en cuenta cómo nos cambia la percepción del entorno, ya que de esta forma podemos identificar mejor aquellos factores que están afectando a la relación y que antes no nos dábamos cuenta. Todo está conectado y por ese motivo debemos atender a cualquier factor para actuar directamente sobre él, sobre todo si representa un problema.

Te ayudan a basarte en la magia blanca y la buena fe

Paloma Lafuente también recomienda con los amarres de amor que aprovechemos la magia blanca. Esto lo dice por varios motivos, siendo el primero de ellos el hecho de que con ella no se imponen sentimientos, sino que se aprovechan los ya existentes.

Lo que la magia blanca persigue en un amarre de amor es reorientar los sentimientos que tiene en realidad la otra persona, pero que no los muestra o que los mantiene ocultos por algún problema que ha sucedido, ya sea rencor, celos o incluso tristeza.

Por tanto, la magia blanca se basa en unos sentimientos que están presentes, ya que de otra forma sería una imposición de sentimientos que no existen.

Al seguir esta estrategia, los cambios que se consiguen mantienen un proceso progresivo, no podemos disfrutar de los efectos inmediatamente. Pero en contrapartida son resultados consolidados en el tiempo, uno de los motivos principales por el que los amarres de amor han cobrado tanta popularidad.

Además, la magia blanca respeta el libre albedrío. Esto implica que si nos equivocamos durante el ritual de amarre no sucederá nada negativo, nada malo, todo seguirá igual y no habrá consecuencias que temer.

Al escoger la magia blanca para nuestros objetivos de amarre y sentimentales, en realidad estamos realizando acciones de buena fe, sin imponer nada a nadie y sin someter nada a riesgo.

Esta decisión nos acompañará en otras acciones y podremos comprobar cómo en nuestro interior buscamos a partir de ahora (si es que antes no lo hacíamos ya) aprovechar la magia blanca o la buena fe para lograr nuestros propósitos, sin hacer daño a nadie y solo con la felicidad como máximo objetivo.

Los amarres de amor impulsan un cambio en tu personalidad (a mejor)

Los amarres de amor también promueven un cambio en la personalidad de la persona que los aprovecha hacia factores positivos que antes tenía ocultos o no aprovechaba.

Entre los efectos más destacables, te ayudan a madurar como persona, ya que algunos de estos hechizos te revelan la influencia negativa de otras personas que se consideraban amistades inquebrantables.

En realidad hay personas que se vuelven tóxicas con el tiempo y que debemos alejar de nuestras vidas, si no queremos que su efecto nos afecte de tal manera que pueda acabar con nuestra relación o incluso con nuestra felicidad.

Alcanzar este grado de madurez no es sencillo, pero permite valorar las amistades de verdad y saber distinguir a quién vale la pena tener cerca y a quién es importante alejar todo lo posible. Los amarres de amor también te centran en tus objetivos en la vida, sobre todo a nivel sentimental. Los otros objetivos son necesarios para alcanzarla pero no hay que olvidar el gran propósito de toda persona, que es ser feliz.

Para cada individuo esta felicidad es diferente y se puede alcanzar de maneras distintas. Sin embargo, lo importante es llegar a ella y disfrutarla todo el tiempo que sea posible de manera estable.

En la vida muchas veces nos distraemos con otros propósitos y objetivos, de manera que no vemos realmente el camino que debemos seguir para alcanzar esa felicidad. Sí que conseguimos algunas metas, pero son insuficientes, porque nos hemos equivocado creyendo que con ellas lográbamos todo lo que queríamos cuando no era así. Un amarre de amor, en cambio, nos dirige específicamente hacia nuestro verdadero objetivo y elimina de la ecuación cualquier distracción.

Te hacen fijarte más en los detalles

Si no eres una persona detallista te pierdes muchas cosas que pasan a tu alrededor, señales que quizás si hubieras visto con antelación, ahora no tendrías que estar buscando una solución a un problema en la relación que se ha agravado con el tiempo.

Los amarres de amor tienen la cualidad de ser muy detallistas y de transmitir esa forma de ser a las personas que los aprovechan. De hecho, este es un motivo clave por el que mucha gente finalmente se decanta por contar con profesionales como Paloma Lafuente.

En apariencia un ritual de amarre es sencillo. Utiliza unos ingredientes, combina a veces unas oraciones y con las acciones apropiadas consigue unos resultados concretos. La teoría es fácil y evidente, pero en la práctica la cosa se complica.

Cualquier detalle que no se haga de la forma correcta supone un error que invalidará el hechizo, con lo que nuestro deseo al Universo no se verá cumplido. Y hay muchos detalles.

Conforme profundices en los amarres de amor comprobarás que hay infinidad de aspectos a tener en cuenta. Por ejemplo, en los rituales se utiliza a menudo una o varias velas. El hecho de escoger las velas ya es algo que tenemos que ver con detenimiento. Pero es que además a la hora de encenderlas no debemos hacerlo de cualquier forma. Utilizar un mechero sería un error.

En los amarres de amor debemos intentar crear nosotros siempre la energía y, por ese motivo, se recomienda encender las velas con cerillas de madera.

Pasa algo similar a la hora de apagarlas, ya que según cada hechizo es posible que se requiera hacer de distinta forma. En lugar de soplar, es posible que sea más recomendable utilizar un apagador o incluso las yemas de los dedos humedecidas.

Los amarres de amor incentivan la prevención en tus acciones
Paloma Lafuente
recomienda a todo el mundo que, incluso cuando la relación va bien, utilizar las cartas del tarot sirve para preservar ese estado por más tiempo, ya que te indican si debes hacer algún amarre de amor de prevención.

Muchos problemas de pareja aparecen porque no se han tomado las decisiones oportunas en el momento indicado y se espera a que la crisis haya estallado. No es necesario esperar a esta situación para intentar arreglar las cosas.

Como en tantos otros aspectos de la vida, prevenir es siempre mejor que curar y con los sentimientos sucede exactamente igual. Por ese motivo, la lectura de cartas del tarot nos sirve para vigilar el estado de la relación y ver lo antes posible cualquier posible peligro que esté acechando, aunque sus efectos todavía no sean notables.

Es bastante probable que con un amarre de amor consigamos nuestro propósito, que podamos frenar el problema que nos amenaza y mantener la felicidad en la relación o al menos en nuestros sentimientos.

Esta actitud es un cambio en positivo que promueven también los amarres de amor, sobre todo cuando has podido comprobar en persona los resultados consolidados que ofrece y ya estés disfrutando de ellos.

Supone una nueva forma de ver la vida, en la que el presente no es lo único importante, sino que preservar el futuro, cuando es feliz y dentro de nuestros objetivos, se convierte en una prioridad.

Gracias a la ayuda de los amarres de amor y al resto de cambios que provocan en nuestra personalidad, afrontamos la vida de distinta forma.

Cómo pueden cambiarte la vida los amarres de amor