martes. 16.07.2019 |
El tiempo
martes. 16.07.2019
El tiempo

Las cuatro claves para conseguir la recuperación perfecta tras una carrera

Un hombre corre por una carretera. EP
Un hombre corre por una carretera. EP

¿Eres corredor? Pues presta atención a lo que vamos a contarte si quieres que tu cuerpo y tu mente estén siempre al 100%

Los geles de frío como Ice Gel son uno de los principales recursos con los que los corredores se recuperan tras realizar largas carreras. Con la sobrecarga muscular, conseguir una buena relajación a base de disminuir la temperatura en las partes del cuerpo afectadas, ayuda a reducir inflamaciones y sobre todo a evitar futuras lesiones.

Prepararse para la carrera es importante, ya sea a nivel profesional, como deporte habitual o simplemente como actividad lúdica, es necesario tomar precauciones para minimizar el riesgo de lesión y optimizar la recuperación. Así tu progreso no se verá mermado y podrás batir tus propias metas.

Si vemos el calendario de las próxima carreras de Galicia, podemos definir un objetivo para enfrentarnos a nuestra próxima carrera. Fuera de Galicia también existen carreras llenas de competidores de lo más variopintos, como la Ponle Freno de Madrid, una de las más multitudinarias de nuestro país, en la que podrás cruzarte con profesionales y amateurs. No obstante, elaborar calendario de carreras es una tarea recurrente para mantener el foco en la carrera y así optimizar cada sesión de entrenamiento.

Ahora que tienes en mente cuáles son tus objetivos a batir, es recomendable que conozcas cómo prepararse mental y físicamente ante las carreras. Si ya cumples con los estiramientos previos de isquiotibiales, gemelos,  cuádriceps... te invitamos a redescubrir el proceso para recuperarse después de una carrera o entrenamiento intenso para que tus piernas siga dando el cien por cien en la próxima sesión.

Come bien

Frecuentemente se dice que la comida es el primer medicamento, pero vamos a hacer una pequeña distinción entre comer y nutrirse. Cuando hablamos de comer, nos referimos a cubrir la necesidad de llenar el estómago, sin embargo, la nutrición contempla un mayor nivel de detalle atendiendo a los nutrientes de cada alimento. Por ello, acompañar tu plan de entrenamiento con una dieta acorde a tus objetivos es una combinación óptima. Ponemos un ejemplo, el día de la carrera, deberás aumentar tu consumo de hidratos de carbono, como pasta y arroz, ya que es el nutriente que se encarga de “dar energía” cuando se sintetizan las cadenas de glúcidos. El día de después, para fomentar la recuperación, una ingesta mayor de proteínas y lípidos, como carne, huevos, frutos secos o aguacate, para reponer esas miofibrillas musculares desgastadas tras la carrera.

En cuanto a las medidas recomendadas, los nutricionistas suelen recomendar 2g de proteína por kilo de peso corporal.

Utiliza algún complemento

Cambiar el calzado, cambiar de ropa o incluso utilizar alguna que otra ayuda en forma de protectores son siempre buenas ideas para que el cuerpo se normalice tras una sesión intensa de ejercicio. Es recomendable usar geles de frío como Ice Gel de Bonflex. Estos te ayudan a reducir la inflamación en las piernas, además de proporcionar una sensación relax placentera.

Recomendamos este producto porque ayuda tanto antes como después de la actividad y, además, cuenta con una composición de origen completamente natural. Fácil de aplicar y con resultados notables, tiene como punto a favor esa apuesta por la sostenibilidad a la hora de ver sus componentes.

Deja descansar a tu cuerpo

Es evidente que, antes de volver a realizar otro esfuerzo intenso, tu organismo necesita un lapso de tiempo de recuperación para poder volver a recuperarse y evitar un desgaste excesivo. En este sentido, es importante tener en cuenta que, a mayor distancia recorrida, mayor debe ser el periodo de descanso y que, por eso mismo, debes tener en cuenta el tipo de carreras en el que participas y a cuáles quieres asistir.

La media habitual en base a esto es que, al realizar una media maratón, se dejen unos dos días de descanso una vez se supera, de modo que el organismo asimile los nutrientes y repare las zonas más afectadas por la actividad física. Teniendo este baremo en mente, es fácil decir que si es una maratón completa ha de dejarse el doble de plazo para descansar. Además, en el caso del entrenamiento, recuerda hacerlo de forma progresiva, yendo de menos a más para que el cuerpo vuelva a habituarse fácilmente.También recomendamos una fase de post-ejercicio, en la que realizaremos la misma actividad a una intensidad baja.

Despeja tu mente

Puede sonar extraño, pero cruzar la línea de meta puede traer consigo una importante bajada de endorfinas. Cuando el corredor termina la carrera, puede echar en falta unos mejores resultados o incluso pensar en todo ese tiempo invertido en entrenamientos para hacerlo lo mejor posible. Debido a esto, lo mejor es celebrar lo conseguido y, por supuesto, pensar en nuevos retos como mejorar el tiempo o aumentar la distancia. Durante la carrera, te animamos a escuchar música que te motive, te dará un extra de energía y hará que tu grado de satisfacción aumente.

Cuatro pautas sencillas con las que recuperarte tanto en cuerpo como en mente tras realizar una carrera, sea lo intensa que sea. Sigue estos consejos cada vez que compitas o que vayas a realizar un esfuerzo intenso como corredor y verás que apenas te cuesta volver a correr. No te sobrecargues nunca y ve siempre con calma.

Las cuatro claves para conseguir la recuperación perfecta tras una...
Comentarios