lunes. 29.11.2021 |
El tiempo
lunes. 29.11.2021
El tiempo

Sistemas de riego incrementan el rendimiento de cultivos

Cultivos

En temporada de verano, es conveniente invertir en equipos de riego que permitan sacarle el máximo provecho a las condiciones de un terreno, con el objetivo de generar la humedad adecuada que requieren las plantas para un sano crecimiento.

Con la entrada del verano, es inminente la necesidad de implantar sistemas de riego en las unidades de producción agropecuarias, con el fin de mantener hidratados los cultivos y suministrarles los nutrientes necesarios para un desarrollo adecuado.

 
Precisamente, la falta de lluvia hace que los agricultores adelanten sus campañas de riego, así que sería ideal acudir a riegopro.com y obtener el equipamiento necesario que nutrirá su sistema de riego, con accesorios profesionales y de alta calidad.

 
Dependiendo de las condiciones de su terreno, es oportuno invertir en electroválvulas, arquetas, aspersores y riego por goteo, aunque antes de realizar sus compras, solicite la asesoría de un técnico de campo que le indique cuál es la modalidad que más le conviene implantar, según las características de su parcela.

 
Vale recordar que cada caso es distinto y los clientes deben recibir un trato personalizado que se adapte a sus requerimientos, considerando que existen diferentes tipos de sistemas de riego y que no vale la pena realizar cuantiosas inversiones, si es posible trabajar con los diferentes tipos de tierras.

 
Automatización

Si necesita elegir programadores de riego, atienda las recomendaciones de un experto para que confirme su adquisición y pueda aprovecharla al máximo. En el mercado encontrará unos equipos que aportan protección ante el agua y la humedad, con el objetivo de resguardar el equipamiento.

Básicamente, se trata de dispositivos electrónicos que permiten administrar automáticamente los sistemas de riego, accionando una especie de electroválvulas, controles de velocidad y bombas, que se activan de acuerdo con el protocolo indicado por el propietario de la finca.

 
Al proceder con la instalación, basta con verificar la corriente y las conexiones de las electroválvulas. Cada conector está sujeto a un color en la batería, pero si tiene dudas al respecto, lo mejor es que solicite la asesoría de un especialista.

Riego por aspersión 

La mayoría de los productores agropecuarios se rigen por esta modalidad para mantener la humedad en sus parcelas y así garantizar niveles óptimos de producción en la fase de cosecha. Los aspersores de riego también se adaptan perfectamente a los jardines. En algunos catálogos virtuales podrá adquirirlos a un precio muy asequible, al igual que sus accesorios.
 
Al hacer su elección, es fundamental que realice los cálculos para medir el nivel de la cortina de agua, a fin de que sea la más indicada. Ninguna parte del terreno debe quedar sin regar.
 
Se debe buscar una ubicación apropiada, para que alcance más rápido los resultados deseados, controlando la cantidad de litros de agua que expulsa por segundo, la distancia total, la superficie, el ángulo y el tiempo que deberán permanecer activos.

Dispositivos de caudal

Con la finalidad de definir el caudal, una electrovalvula de riego le será muy útil en su sistema. Puede optar por las que utilizan agua limpia, reciclada, de alta o baja presión, que trabajen con pilas o directamente con la corriente eléctrica. De todas formas, en este sentido también influye el tipo de cultivo que tenga en su propiedad, así como la cantidad de agua que necesite, entre otros elementos.
 

Puede adaptarlas a cualquier instalación, además de una finca, se pueden colocar en jardines y parques situados en áreas comerciales o residenciales. En la mayoría de los casos, se fijan por debajo del terreno, protegidas con material de plástico. Se alimentan con baja tensión, fabricados de 12 y de 24 voltios, por lo cual son muy seguras y no se corre ningún riesgo por la humedad.
 
Los fabricantes primero se aseguran de que resistan a las condiciones climáticas y una vez que se implantan, facilitan la apertura y el cierre del riego. La única condición es que exista una presión mínima para que funcionen de una manera óptima.

Sistemas de riego incrementan el rendimiento de cultivos