viernes. 22.10.2021 |
El tiempo
viernes. 22.10.2021
El tiempo

El photocall, elemento imprescindible para las celebraciones de bodas

Es una tendencia cada vez más solicitada para que todos los invitados, uno a uno, en grupo o en parejas, vayan subiendo para hacerse una foto con los novios

Casi todos vivimos este evento con gran expectación, puede que seas una de esas personas que lleva esperándolo toda la vida. Para muchos es uno de los mejores momentos de una vida, para la mayoría, inolvidable. La boda es, en cualquier caso, la consagración del amor y es festejada por todo el mundo. La demostración definitiva del amor verdadero sobre el tiempo.

Un evento de estas características se realiza con una minuciosa preparación de todos los detalles posibles, para que todo y todos tenga su lugar exacto, para que la felicidad que embarga a la pareja del enlace se comparta con el resto de invitados. Un momento, en definitiva, que no se debe olvidar.

Es imprescindible pues, la contratación de un buen fotógrafo profesional, que capte la belleza del instante en las caras de los novios y de los invitados, que sepa transmitir la belleza y alegría que se emana de la fiesta del matrimonio. Un buen fotógrafo debe estar atento para captar ese sentimiento que debe latir en cada uno de los corazones de los asistentes a la boda y transmitirlo a cada una de sus fotografías.

Es tendencia cada vez más solicitada la colocación de un photocall para bodas en un lado del jardín o en el interior del salón al entrar, para que todos los invitados, uno a uno, en grupo o en parejas, vayan subiendo para hacerse una foto con los novios. Este escenario sirve de espacio privilegiado para que todo aquel que vaya llegando pose para formar parte del álbum definitivo del evento.

Aunque originariamente este tipo de tablado, con un mural a la espalda donde figuran las marcas promocionales, era y es utilizado aún para que las celebridades o personajes protagonistas del acto se hicieran una primera fotografía a modo de presentación, en la actualidad, ha conquistado todo tipo de fiestas de prestigio y bodas. Fue en 2011, Néstor Espinosa quien juntó los conceptos de photocall y fotomatón, originando lo que actualmente conocemos y colocamos para las bodas y otros eventos.

El photocall se sitúa, normalmente, justo fuera o, como decíamos, enfrente de la entrada al acto. Si es multitudinario, entonces se suele colocar en el lado por donde llegan los automóviles, para que las personas que se vayan a realizar la foto tengan fácil acceso nada más dejar su coche y de ahí a la entrada principal.

Cómo debe ser un photocall
Es importante pensar en un photocall boda con unas dimensiones adecuadas, que no se nos quede pequeño para los grupos que pueden hacer uso de él, ni demasiado grande que no tengamos un lugar apropiado donde colocarlo. Por lo tanto, lo primero es elegir y medir el lugar donde se va a asentar la estructura, para poder encargar su fabricación sin miedo a cometer esta torpeza.

Para acertar con el tipo y diseño del photocall, se debe realizar una apreciación previa de cómo será a fiesta de la boda y qué aspecto se quiere realzar de la pareja para que salga en todas las fotos. Cualquier diseño bonito y/o espectacular es válido, pero si la decoración de este escenario tan particular se piensa para realzar las virtudes, formas de ser o de pensar de la pareja, muchísimo mejor. Aunque también puede ser un avance de la decoración interior del salón de celebraciones, para ir a juego con la visión global del espacio. Si quieres sorprender, coloca algunos elementos de attrezzo, como las maletas o la sombrilla y toallas que se llevarán de viaje, por poner algún ejemplo.

Las ideas o tendencias más llamativas dentro del montaje de un photocall para bodas las puedes buscar en páginas webs de fotografías, como Pinterest, y sacar algunas ideas. Existen páginas como www.todorollup.com/photocall/bodas en las que puedes elegir entre un buen número de fondos para el photocall a unos precios de escándalo y tener solucionada esta parte de la decoración rápidamente.

Por otra parte, si quieres realizar un Photocall casero, sólo con tener un poco de ingenio puedes hacer uno original y divertido. A continuación te ofrecemos algunos ejemplos que pueden ayudarte a diseñar el tuyo exclusivo:

De Pallets, si la boda se realiza en un cortijo, en una finca o en una masía, en un ambiente rústico en definitiva, esta forma de crear una pared con pallet de fondo de forma vertical, decorándola con plantas silvestres y flores llamativas, te va resultar perfecta, por rústica, llamativa y económica.

Los marcos de cuadros son muy recurrentes a la hora de hacer fotos. En ellos introducimos nuestros cuerpos y caras haciendo morisquetas en el momento de la foto. ¿Qué tal si colocamos un marco enorme que englobe grupos, qué tal si en la pared colgamos más marcos en forma de mosaico? Una forma sencilla y elegante que gustará a todo el mundo.

Si te lo puedes permitir, quedarás divinamente si lo ambientas a imitación de una época o un tema con el que ambos componentes de la pareja se sientan relacionados.

No son pocas las bodas que se realizan disfrazados. Esto de por sí es una de las formas más divertidas de casarse y ya tendrás el motivo de la decoración para este pequeño escenario.

Posiblemente, el más recurrente es llenar el panel posterior de fotos de ambos contrayentes de su vida juntos, también de amigos y familiares.

Una variante más espectacular de esta anterior, sería la de proyectar una película o fotografías sobre la pared y, al mismo tiempo, sobre las personas que se vayan a fotografiar. De este modo, puede parecer que están dentro de la imagen aumentando la sensación de interactuación.

Muchas y variadas son las formas de crear un Photocall, algo que no puede ni debe faltar en tu boda.

El photocall, elemento imprescindible para las celebraciones de bodas
Comentarios