Imprimir

Unos 1.700 migrantes solicitan asilo en México desde la frontera con EE UU

Efe | 09 de febrero de 2019

Ciudadanos mexicanos observan la frontera con Estados Unidos, este sábado, en el municipio fronterizo de Piedras Negras. MIGUEL SIERRA (EFE)
Ciudadanos mexicanos observan la frontera con Estados Unidos, este sábado, en el municipio fronterizo de Piedras Negras. MIGUEL SIERRA (EFE)

En Piedras Negras, donde en estas fechas se registran temperaturas muy bajas, la mayoría de migrantes se aloja en un albergue instalado por las autoridades

Unos 1.700 migrantes buscan regularizar su estancia en México con una visa por razones humanitarias desde el municipio de Piedras Negras, en la frontera con Estados Unidos, como paso previo a pisar terreno estadounidense.

A inicios de esta semana llegaron a este municipio, del norteño estado de Coahuila, migrantes provenientes de las distintas caravanas migrantes que desde finales de octubre cruzaron México con el afán de llegar a Estados Unidos.

Algunos de ellos llegaron a Piedras Negras desde Saltillo, capital de Coahuila, mientras que otros acudieron a esta localidad fronteriza desde Monterrey (Nuevo León) o desde el nororiental estado de Tamaulipas.

La mayoría de los migrantes forman parte de la caravana que el 18 de enero entró a México sin solicitar asilo, a diferencia de un contingente mucho mayor que sí aceptó en ese momento registrarse ante el Instituto Nacional de Migración (Inami) en el suroriental estado de Chiapas y, a cuentagotas, ha recibido asilo.

De acuerdo con información de las autoridades proporcionada a los medios, actualmente hay unas 1.800 migrantes que buscan solicitar asilo ante el Inami en Piedras Negras.

El pasado 6 de febrero, el Departamento de Defensa informó del despliegue de 250 militares a la ciudad fronteriza de Eagle Pass, en el estado de Texas (EE.UU.), que hace frontera con Piedras Negras, por la llegada de la caravana de migrantes.

Cinco migrantes intentaron llegar a la frontera con Estados Unidos cruzando el río Bravo

Este viernes, y ante los fuertes rumores de un intento de cruce ilegal, las fuerzas de seguridad mexicanas llevaron a al menos un centenar de migrantes, en varios autobuses, a visitar la zona fronteriza, el puente y el río que divide las naciones.

De esta manera, disminuyeron las posibilidades de un intento de cruce ilegal a Estados Unidos, pues pudieron comprobar que en este punto fronterizo se ha desplegado un fuerte operativo de seguridad desde el lado estadounidense.

En Piedras Negras, donde en estas fechas se registran temperaturas muy bajas, la mayoría de migrantes se aloja en un albergue instalado por las autoridades.

Se habló de varios altercados y riñas dentro de este recinto, si bien no se han podido documentar casos y la entrada al recinto por parte de la prensa es muy limitada.

Por otro lado, el viernes cinco migrantes intentaron llegar a la frontera con Estados Unidos cruzando el río Bravo, pero finalmente tuvieron que ser rescatados.

La tarjeta de visitante por razones humanitarias permite vivir y trabajar en el país latinoamericano y tiene una vigencia de un año.

Al encontrarse en la frontera con Estados Unidos –y pese a esta visa en México– la mayoría de migrantes aspira llegar a Estados Unidos, donde también habrán de pedir asilo.

El fenómeno de las caravanas empezó a mediados de octubre de 2018 cuando miles de migrantes, en su mayoría hondureños y salvadoreños, iniciaron este éxodo en grupo para sentirse más seguros, y causando choques diplomáticos entre distintas naciones.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/Cronica/1700-migrantes-solicitan-asilo-mexico-frontera-ee-uu/20190209234637052512.html


© 2019 Galiciae

Fernando de Casa Novoa, 35 A 1ºB Santiago de Compostela

Tlfno: 981 55 25 30

(Grupo El Progreso)