miércoles. 23.06.2021 |
El tiempo
miércoles. 23.06.2021
El tiempo

La tecnología también puede ser causa de divorcio

Leotycs
Septiembre es uno de los meses más fuertes en la toma de decisión de separación

Rutina, estrés, infedilidades o desconfianza pueden ser algunos de los motivos

Cada cinco minutos un matrimonio se rompe. Son las últimas cifras de los divorcios en España, aumentados en un 0,3% según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). ¿Las causas? Muy variadas: rutina, estrés, infidelidades o desconfianza que llega a provocar que un miembro de la pareja se las ingenie, incluso, para averiguar cómo espiar un móvil.

Según el INE, en España se han registrado 96.824 divorcios, más 4.353 separaciones y 117 nulidades. Estas cifras hacen que nuestro país ocupe los primeros puestos en el ranking mundial, con sus consabidos costes, disputas y malestar, todo más acentuado cuando existen niños de por medio.

El número de bodas en los últimos años también ha ido creciendo tras haberse quedado estancado durante la crisis económica

De acuerdo con algunas cifras dadas por expertos, un divorcio puede costar de media entre 2.000 euros y 4.000, pero puede llegar hasta los 16.000 si se complica, una cifra que, unida a la frustración por el fin de la relación, provoca un desajuste económico importante para una pareja media que, en muchas ocasiones, tiene que hacer malabares también para iniciar la vida en solitario, con los altos precios de los alquileres que con un solo sueldo se antoja imposible pagar, si se quiere seguir comiendo todos los días y pagar las facturas del agua, la luz y la calefacción.

En el otro extremo, el número de bodas en los últimos años también ha ido creciendo tras haberse quedado estancado durante la crisis económica, ya que una boda media también cuenta con unos gastos muy elevados.

Septiembre es uno de los meses más fuertes en la toma de decisión de separación

Probablemente el inicio del fin de la crisis económica haya también contenido durante su período más fuerte la cifra de divorcios, haciéndolos aumentar en el momento en que las parejas comienzan a recuperar un poco su nivel adquisitivo.

Y ahora que estamos en la antesala de septiembre, éste es uno de los meses más fuertes en la toma de decisión de separación. Tiene su razón de ser en las vacaciones. Después de todo el curso trabajando, cada uno por su lado, muchas parejas no paran de discutir al pasar 24 horas sobre 24 durante las vacaciones.

Esto hace indicar que, probablemente, las cosas tampoco marchaban bien durante el otoño y el invierno, pero había menos tiempo para discutir o se le daba menos importancia al tener otros muchos asuntos de los que ocuparse.

En este sentido, hoy en día también la tecnología se ha convertido en una fuente o herramienta de los problemas en la pareja. Por un lado, el uso constante del teléfono móvil a todas horas hace que disminuyan los diálogos y las complicidades. Por otro, la desconfianza y la pérdida de privacidad se puede ver menguada, ya que muchas parejas se empeñan en controlar con quién habla la otra persona a todas horas, muchas veces asomándose disimuladamente y otras más profesionalizada, utilizando las aplicaciones que existen para espiar los contenidos de los móviles, sobre todo de whatsapp y, además, sin dejar rastro. Hacer esto implica que la pareja ya está rota porque la confianza ya no existe, por muy celoso o celosa que se sea, hay fronteras que no se deberían pasar y saltarse el derecho a la intimidad es una de ellas.

La tecnología también puede ser causa de divorcio
Comentarios