jueves. 27.01.2022 |
El tiempo
jueves. 27.01.2022
El tiempo

El fin es solo el principio para Carlota Valenzuela

Carlota Valenzuela, que peregrina desde Fisterra hasta Jerusalén. EP
Carlota Valenzuela, que peregrina desde Fisterra hasta Jerusalén. EP
La granadina arranca de Fisterra, recorriendo a la inversa el Camino, una particular peregrinación espiritual a Jerusalén

"Salir del fin para llegar al principio". Esta es la idea que lleva en su mochila Carlota Valenzuela, una granadina de 29 años que el pasado domingo comenzó una singular peregrinación hasta Jerusalén. Y, siguiendo esta premisa, escogió como simbólico punto de partida el considerado otrora confín del mundo conocido: Fisterra. Es la primera etapa de un periplo que, en España, le llevará a recorrer el Camino norte en dirección contraria hasta alcanzar la frontera francesa.

La de Carlota es una aventura espiritual. De firmes convicciones religiosas, la joven prevé narrar su andadura a través de un blog. Su objetivo, manifiesta en un vídeo introductorio, es "desprenderme de todo lo prescindible" y "buscar lo extraordinario en lo ordinario" para, así, "poder maravillarme ante la belleza del mundo".

Una búsqueda de lo trascendente que, precisamente, le ha supuesto una pausa en lo material, puesto que, para poner en marcha su proyecto, ha debido pedir una excedencia en su trabajo en Madrid como profesional de recursos humanos. Una labor que, de hecho, le hizo darse cuenta de que "muchos de nosotros estamos o bien perdidos, o bien en posiciones que realmente no encajan con nuestra personalidad", lo que, desde su punto de vista, deriva en que cada persona tiene la "responsabilidad" de conocerse verdaderamente a sí misma y, precisamente, de ser consciente de que "no hay solo un camino" en la vida.

No era la primera vez que se le ocurría marcharse lejos para tratar de atesorar bagaje existencial. Años atrás, ya se había ido a hacer un voluntariado en Calcuta, en la que se convirtió, asegura, en "una de las experiencias más enriquecedoras" de su vida.

Un año de camino. Ahora, esta exploración de autoconocimiento y autorrealización, explica Carlota en su blog, es uno de los grandes motores que le han movido a dar el paso y lanzarse a una ruta que, en principio, prevé concluir para las próximas navidades, después de atravesar Europa a través de Francia, Italia y la costa este del Adriático hasta alcanzar los puertos de Grecia y embarcarse para arribar por mar a Israel. Y, en su capital, encontrará su particular meta en la basílica del Santo Sepulcro.

Solidaridad: contribuciones y ayuda para la ruta
La naturaleza del viaje de Carlota Valenzuela hace que el presupuesto que maneja sea tan escueto como su equipaje. De ahí su apelación a la solidaridad de aquellos a quienes pueda cruzarse en el camino y que, de forma altruista, puedan ofrecerle alojamiento o incluso un plato de comida caliente.

Para ello, pone a disposición un formulario en su blog y una dirección de email ([email protected]).

Dos meses hasta Francia

La previsión de la joven es dedicar a la parte española de su ruta los meses de enero y febrero.

El fin es solo el principio para Carlota Valenzuela
Comentarios