El tiempo
martes. 16.08.2022
El tiempo

Abren hasta el 2 de julio el plazo de solicitud del voto por correo

Un cartero entrega el voto por correo. ARCHIVO
Un cartero entrega votos por correo. ARCHIVO
La Xunta pide ampliar el servicio hasta dos días antes de las elecciones ►El uso de mascarillas será obligatorio en los colegios electorales

Correos ha informado de que hasta el 2 de julio está abierto el plazo de solicitud de voto por correo para las elecciones al Parlamento de Galicia, que se celebrarán el domingo 12 de ese mismo mes.

Los ciudadanos que quieran votar por correo en el citado proceso electoral pueden solicitar en cualquier oficina de Correos de España el certificado de su inscripción en el Censo Electoral de Galicia, cuya obtención es requisito imprescindible para poder emitir el voto por correspondencia.

Esta solicitud debe ser realizada por cada elector, salvo en caso de enfermedad o discapacidad acreditadas mediante certificación médica oficial que impida la formulación personal de dicha petición, en que podrá ser presentada en nombre del elector por otra persona autorizada notarialmente o consularmente, informa Correos.

En el momento de formular la solicitud, los interesados deben acreditar su personalidad presentando ante el empleado de la oficina postal el DNI, pasaporte o carnet de conducir originales.

Correos entregará las solicitudes recibidas en las delegaciones provinciales correspondientes de la Oficina del Censo Electoral, quienes enviarán a los solicitantes, entre el 22 de junio y el 5 de julio, la documentación necesaria para que puedan ejercer el voto por correo. Este sobre solo lo puede recoger el elector salvo en caso de enfermedad o discapacidad acreditadas mediante certificación médica oficial.

En la web de la sede electrónica del INE (Oficina del Censo) los ciudadanos pueden cumplimentar e imprimir por duplicado la solicitud de voto por correo con nube de puntos, que permitirá la descarga y volcado de los datos al sistema.

La mascarilla será obligatoria para poder votar
El uso de mascarilla será obligatorio en el interior de los locales electorales en Galicia en las elecciones del próximo 12 de julio.

En caso de que los electores no acudan al centro con una mascarilla, que será también de uso obligatorio para el personal de las mesas y que irán renovando durante la jornada, la administración electoral proveerá de una mascarilla en el propio local de votación.

Una vez que el votante vaya a ejercer su derecho deberá bajarse la mascarilla para ser reconocido por los integrantes de la mesa electoral, en donde está previsto que haya una bandeja o algo similar para depositar el DNI y minimizar el intercambio con los electores.

Además, en las entradas de los colegios electorales habrá geles hidroalcohólicos para higienizar las manos y también guantes para su uso voluntario, se limitará el aforo para evitar aglomeraciones y habrá circuitos diferenciados de entrada y salida debidamente señalizados para garantizar la distancia mínima de dos metros entre personas.

También está previsto que haya un refuerzo de personal de limpieza para hacer desinfecciones con más frecuencia.

AMPLIACIÓN DEL PLAZO.​ El protocolo de la Xunta para las elecciones del 12 de julio recoge una serie de propuestas que no tiene competencias para implementar, pero que, según sus expertos, favorecerían un proceso más seguro, como facilitar y ampliar el voto por correo y mediante fedatario, o que se puedan "conservar" las solicitudes de aquellos emigrantes que habían dado los pasos precisos para ejercer su derecho en los comicios previstos para el 5 de abril y suspendidos por el coronavirus.

En una rueda de prensa con el conselleiro de Sanidade, Jesús Vázquez Almuiña, el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, ha comprometido una campaña para promocionar el voto por correo, de acuerdo con la recomendación del comité clínico que asesora al Ejecutivo autonómico desde que se inició la crisis sanitarias; pero también ha advertido que demandará formalmente que se facilite y se amplíen los plazos.

"Aunque implementarlo no nos corresponde, pediremos ampliar al máximo el voto por correo, tanto para la solicitud como para la emisión, y que se faciliten las circunstancias en que se pueda desarrollar. ¿Qué quiero decir? Pues que nuestra intención es solicitar que, en esta ocasión, se arbitre un sistema para que, quien decida votar por correo, evite los desplazamientos fuera de su domicilio", ha explicado.

Posteriormente, la Xunta ha precisado que la propuesta concreta consiste en ampliar hasta dos días antes de las elecciones el plazo por correo, o establecer un protocolo, "similar al que se emplea en centros penitenciarios" –con el desplazamiento del funcionario de Correos–, para facilitar el voto de las personas que residen en centros de mayores y para colectivos especiales como mayores de 65 años o ciudadanos vulnerables.

Todo ello, ha remarcado Rueda, velando por que se cumplan "las garantías legales" que deben acompañar a un voto y la identificación de quien lo emite.

Al respecto, el vicepresidente ha apuntado a Correos y ha recordado que "uno de los acuerdos adoptados en el Congreso" subraya que la entidad pública debe "facilitar" al máximo, en colaboración con las administraciones, esta vía para emitir el voto, en el marco de una situación de reactivación social posterior a la fase aguda de la pandemia.

VOTO POR PODER. Entre las peticiones de la Xunta que "también dependen del Gobierno central", según ha indicado, está facilitar el voto a través de fedatario, es decir, mediante poder. La propuesta del Ejecutivo que dirige Alberto Núñez Feijóo es que se pueda habilitar "un mecanismo telemático" para el voto por poder.

"Estamos en contacto con el Colegio Notarial, que nos sugiere un sistema cuya habilitación final depende del Gobierno central y lo solicitaremos", ha avanzado Rueda, quien ha indicado que, al margen del colectivo habitual que puede requerir el uso de esta vía, facilitaría ejercer su derecho a personas que en el momento de votar "tuvieran que estar en aislamiento o cuarentena en su domicilio".

La Xunta ha concretado posteriormente que lo que se solicita para garantizar el voto de las personas con síntomas o en aislamiento es implantar un sistema de videoconferencia, "legalmente válido", que permita autorizar la solicitud de voto por correo a otras personas.

VOTO CERA. Facilitar el voto emigrante es otro de los objetivos del Ejecutivo autonómico, que pedirá que "todos los trámites" que los emigrantes habían realizado para la convocatoria del 5 de abril "se puedan conservar". En concreto, se pretende que las solicitudes ya formuladas para las elecciones del 5 de abril se entiendan como válidas y que se mantengan las claves de tramitación telemática para los que no llegasen a cursar esta petición.

"Y nos dirigiremos a la Junta Electoral y al Ministerio de Exteriores para pedir un especial esfuerzo en el funcionamiento de los órganos consultares para poder facilitar el voto Cera", ha apostillado Rueda.

MAYORES Y PERSONAS VULNERABLES, FUERA DE LAS MESAS. Asimismo, aunque una vez más dependerá de la Junta Electoral la decisión final, la Xunta cree que sería positivo que ser mayor de 65 años o tener alguna patología vulnerable pueda ser un elemento de alegación para quedar exento de estar integrado en una mesa electoral el próximo 12 de julio.

En el turno de preguntas, cuestionado acerca de si teme renuncias masivas a estar en las mesas, Rueda ha advertido que, al margen de la recomendación que establece el protocolo, los casos que se pueden alegar son "tasados".

El vicepresidente ha manifestado su confianza en que los ciudadanos actuarán "con responsabilidad" y ha incidido en que, en todo caso, la última palabra será de la junta electoral.

Abren hasta el 2 de julio el plazo de solicitud del voto por correo
Comentarios