lunes. 18.10.2021 |
El tiempo
lunes. 18.10.2021
El tiempo

Argumentos convicentes

Stonic3
Kia Stonic 1.0 T-GDI

El Kia Stonic conjuga un desenfadado diseño con un buen comportamiento dinámico

Su carácter juvenil, combinado con el tipo de carrocería que está de moda en el mercado, hace del Kia Stonic uno de los modelos que mejor representa el carácter de los todocamino de tamaño compacto. Pero el modelo coreano se perfila, además, como un excelente coche para el día a día, capaz de desenvolverse con soltura en el tráfico urbano, gracias a sus compactas dimensiones, y en el caso de la versión más potente —la 1.0 T-GDi gasolina de 120 caballos, que protagoniza esta prueba— con prestaciones más que suficientes como para poder afrontar largos viajes en familia por carretera.

De una manera resumida se puede decir que el Stonic no es más que un Rio al que le gusta la aventura. De hecho, ambos modelos comparten plataforma, aunque la versión todocamino crece ligeramente hasta llegar a los 4,14 metros de longitud, 1,76 de ancho y 1,52 de alto.

Stonic4

Estas cotas exteriores le confieren además una buena habitabilidad interior, mientras que en el plano dinámico la funcionalidad viene determinada por una mayor altura libre al suelo —18,3 centímetros— lo que le permite hacer alguna incursión por pistas de tierra sin necesidad de preocuparse constantemente por si los bajos van a rozar con el suelo.

Cabe recordar, en todo caso, que el Kia Stonic, al igual que la mayoría de los modelos de su segmento, son vehículos pensados para utilizar mayoritariamente en carreteras asfaltadas, por lo que fuera de ellas se deben evitar recorridos con grandes dificultades.

La estética exterior, otro de los aspectos más valorados por los potenciales usuarios de este tipo de vehículos, también está muy bien conseguida. El diseño del Stonic está marcado por una parrilla frontal de generosas dimensiones y unos grupos ópticos de gran tamaño en los que se integran las luces diurnas con tecnología led.

Las barras longitudinales sobre el techo, las llantas de aleación, el voluminoso paragolpes de la parte trasera o las protecciones de plástico negro que rodean la parte inferior de la carrocería son algunos de los elementos que contribuyen a potenciar su personalidad más campera, a la vez que acentúa este toque juvenil y desenfadado tan apreciado entre los usuarios.

Las posibilidades de personalización, también como es norma habitual en el segmento, son el resultado de combinar los distintos colores disponibles para la carrocería con el techo que puede pintarse en blanco, negro, naranja, verde o rojo.

Stonic1

INTERIOR. Si el Stonic resulta un coche atractivo visto desde el exterior, la calidad del interior es una de sus grandes virtudes y demuestra la gran evolución que ha dado la marca en este aspecto. De hecho, la mayoría de los elementos del interior los comparte con el Rio, lo que no deja de ser una virtud gracias a un diseño que resulta atractivo y que destaca por su gran calidad percibida, tanto por el aspecto de los plásticos utilizados —la mayoría de ellos de material blando— como por el buen ajuste entre los diferentes elementos.

Como tampoco puede ser menos en un modelo de última hornada, la conectividad es otra de las bazas con las que juega el Kia Stonic. La pantalla táctil de siete pulgadas que ocupa el centro del salpicadero tiene un manejo rápido e intuitivo. 

Los asientos delanteros también ofrecen un diseño confortable y se muestran suficientemente mullidos, mientras que los traseros ofreces unas buenas cotas de habitabilidad, siempre que no viajen en ellos más de dos personas, ya que de lo contrario se echará de menos una mayor anchura.

Stonic5

RENDIMIENTO. El pequeño motor de apenas un litro de cilindrada y 120 caballos de potencia encaja perfectamente con la filosofía de este modelo. En ciudad empuja con suficiente brío desde bajas vueltas y en carretera ofrece unas prestaciones más que dignas, incluso cuando se viaja con algo de carga o con más de dos pasajeros.

Es un motor agradable de conducir, cuyos consumos se muestran bastante contenidos y con una banda de potencia muy progresiva.

El puesto de conducción ofrece una buena visibilidad, mientras que el tacto de dirección transmite fielmente lo que el coche pisa en cada momento. A todo ello, hay que añadir además el manejo del cambio —manual y de seis velocidades— que resulta suave y preciso.

Con todo ello, el Stonic se muestra como uno de los modelos más recomendables de su categoría, por el equilibrio que demuestra en todos los apartados.

A todo ello, hay que añadir, además, un precio final bastante competitivo y, sobre todo, los siete años de garantía que la marca coreana ofrece para todos sus modelos.

Stonic

Fácil, cómodo de conducir y bien equipado

Los fabricantes de Corea del Sur están demostrando que tienen armas suficientes, y no nos referimos a las nucleares de su vecinos del Norte, para conquistar el mercado europeo. El salto de calidad que en los últimos años han sabido dar a sus productos es incuestionable y el Kia Stonic es, sin duda, uno de esos modelos que mejor reflejan esa afirmación. Sin caer en innecesarios alardes técnicos, el Stonic es un modelo correcto que no destaca especialmente en ningún apartado pero que, sin embargo, obtiene una elevada nota media en todos ellos.
El comportamiento en carretera es, posiblemente, uno de los aspectos en los que más sorprende el Stonic.  Las virtudes del chasis lo hacen lo suficientemente ágil en trazados virados, mientras que en autopista la calidad de rodadura lleva a pensar que se está conduciendo un vehículo de un segmento superior al que realmente ocupa. Todo ello, acompañado por el motor T-GDi de tres cilindros, de funcionamiento muy progresivo que destaca, además, por un buen nivel de prestaciones que sin embargo no penalizan el consumo. En definitiva, un motor tan agradable de conducir que se podría decir que es uno de los mejores tricilíndricos que en la actualidad existen en el mercado. Y para completar todo el conjunto, el Stonic ofrece además unos interiores desenfadados, pero sin estridencias, bien rematados y con materiales que denotan calidad. Sin duda, un
coche para tener en cuenta.

FICHA TÉCNICA
Cilindrada
998 cc.
Potencia
120 CV
Par máximo
172 Nm

Transmisión

Cambio
Manual, 6 vel.
Tracción
Delantera

Prestaciones y consumos

Velocidad máxima
182 kms/h.
Aceleración 0 a 100 kms/h.
10,3 seg.
Consumo medio (100 kms.)
5 litros
Emisiones CO2
115 gr/km

Precio

Desde
16.120 euros

Concesionario

Breogan kia

Argumentos convicentes