El tiempo
miércoles. 29.06.2022
El tiempo

Un atleta de primera

CUPRA-Formentor-VZ5-Dynamic_08_HQ
Cupra Formentor VZ5. EP
Limitado a 7.000 unidades y con 390 caballos de potencia el Formentor VZ5 se convierte en el Cupra más deportivo y exclusivo.

El Cupra Formentor VZ5 lleva al extremo los atributos del segmento de los SUV, aportando a su alto nivel de prestaciones una gran exclusividad gracias a una producción limitada a 7.000 unidades.

El motor de cinco cilindros que impulsa a esta versión desarrolla una potencia de 390 caballos y 480 Nm de par, lo que lo convierte en un extraordinario deportivo, pero sin perder la funcionalidad de una carrocería pensada para satisfacer las necesidades familiares del día a día.

CUPRA-Formentor-VZ5-Dynamic_35_HQ
En carretera, esta versión del Formentor resulta muy efectiva.

Pero sin perder de vista esa vertiente más racional, el Cupra Formentor VZ5 es, ante todo, un modelo pensado para conseguir la máxima efectividad en carretera.

Para conseguir este reto, el chasis se muestra como un apartado clave y, en este sentido, este modelo se convierte en todo un referente. Con un peso en orden de marcha de 1.683 kilogramos, el VZ5 se sitúa como uno de lo más ligeros de su segmento. A ello, hay que añadir su esquema de suspensiones —multibrazo independiente en el eje trasero y McPherson, en el delantero— y, sobre todo, el avanzado Control de Chasis Adaptativo (DCC), que varía la firmeza de los amortiguadores, el tacto de la dirección y la entrega de potencia gracias a los diferentes modos de conducción, que se pueden seleccionar fácilmente desde el botón Cupra ubicado en el volante.

Con 390 caballos de potencia y 480 Nm de par, que se transmiten al suelo a través de un cambio DSG, el Cupra Formentor VZ5 es un auténtico deportivo, capaz de acelerar de 0 a 100 kilómetros por hora en 4,2 segundos, mientras que su velocidad máxima está limitada a 250.

Además, para garantizar un comportamiento impecable en todo tipo de situaciones, adopta también el sistema de tracción integral 4Drive, que ofrece un nuevo nivel de sensaciones gracias a la tecnología Torque Splitter, que no solo es capaz de distribuir el par motor entre los ejes delantero y trasero gracias a dos embragues independientes, sino que también lo hace de forma independiente entre las dos ruedas del tren posterior, lo que lo dota de una agilidad sorprendente en los trazados más revirados.

CUPRA-Formentor-VZ5-Dynamic_54_HQ
Los asientos delanteros, de tipo baquet, sujetan el cuerpo perfectamente.

A todo ello, hay que añadir un cambio automático DSG de siete velocidades, que hace que el dinamismo y la emoción al volante esté totalmente asegurada una vez que el motor se pone en marcha.

A través de sus cinco modos de conducción —Confort, Sport, Cupra, Individual y Offroad— el Formentor VZ5 es capaz de adaptarse a todo tipo de conductores, aunque serán los más dinámicos los que más disfruten con las virtudes de este modelo. Para los más atrevidos existe, además, un modo Drift, que hace que el 100% del par llegue a las ruedas traseras, haciendo que el coche se ponga a derrapar como un auténtico tracción trasera. Una opción que, no obstante, solo debe probarse en circuito cerrado.

Acomodados en el puesto de conducción, el salpicadero no difiere en exceso del de los demás Cupra Formentor, aunque con ciertos detalles que potencian aún más su imagen deportiva.

CUPRA-Formentor-VZ5-Dynamic_22_HQ
En el modo Drift facilita los derrapes del tren trasero.

Entre todos ellos, los que más convencen son, sin duda, los magníficos asientos delanteros tipos ‘bacquet’, que no solo destacan por su elevado nivel de confort, sino también por su capacidad de sujetar muy bien el cuerpo.

En el volante, al igual que ocurre en los demás modelos de la marca, los botones de arranque y modos de conducción destacan sobre los demás, lo que no hace sino aumentar esa imagen de deportividad que destila todo el conjunto.

El Formentor VZ5 ofrece cinco modos de conducción —Confort, Sport, Cupra, Individual y Offroad— al que hay que añadir un sexto modo Drift, para circuitos cerrados y que facilita los derrapes del eje trasero.

Al circular por autopistas y autovías, el VZ5 se confirma como un vehículo con un buen nivel de confort, poco rumoroso y muy recomendable para viajar, aunque siempre que puede sabe hacer sentir su enorme potencia.

Sin embargo, en carreteras de segundo orden o en puertos de montaña es en donde este Cupra saca a relucir su personalidad más deportiva. En el modo Sport, el cambio actúa con rapidez y, si se decide manejar el cambio a través de las levas situadas tras el volante, se puede apurar cada una de las marchas hasta el corte de inyección.

CUPRA-Formentor-VZ5-Dynamic_27_HQ
Además de por sus cualidades deportivas destaca por su elevado confort de marcha. 

Pero, si aún se quiere ir un paso más allá, basta con seleccionar el modo Cupra para que el sonido del escape se vuelva más grave y, con él, la dirección sea aún más rápida y el motor suba de revoluciones con tal rapidez como para dejar la espalda de sus ocupantes clavada en el respaldo de los asientos. 

Pero lo que más llama la atención es su comportamiento, ya que a pesar de su considerable altura y tamaño, el Formentor VZ5 ni se inclina en exceso ni cabecea, ofreciendo una efectividad propia de una berlina deportiva. Y es que si los aficionados a los deportivos más radicales siguen teniendo dudas sobre la eficacia de los SUV, el modelo de la marca española se las quitará todas, seguro, de un plumazo.

Un modelo para 7.000 veloces afortunados
Para una gran mayoría, la exclusividad del Cupra Formentor VZ5 está condicionada por su precio final de 65.340 euros, lo que lo aleja de las posibilidades económicas de muchas familias de clase media. Sin embargo, si se analiza esta cantidad, lo cierto es que en el mercado no existen otros deportivos con este nivel de potencia, de refinamiento y sofisticación como el del VZ5, por lo que estamos ante un coche con uno de los precios más competitivos del segmento y sin apenas rivales directos.
Quizás por ese motivo, lo más normal es que la exclusividad del Formentor venga dada por su producción limitada a 7.000 unidades, por lo que, probablemente, solo los más compradores más veloces podrán hacerse con uno de estos modelos.
Y ya que hacemos referencia a la velocidad, esta va íntimamente ligada a la propia denominación de esta versión del Formentor, ya que las siglas VZ —también empleadas en la versión de 310 caballos— hacen referencia al término ‘veloz’, en español, mientras que el 5 que se añade en esta variante de 390 caballos, supone un guiño a los cinco cilindros de su motor TSi, de origen Audi. 
Precisamente, este bloque motor es el que está presente en algunos de los modelos de la familia RS de la marca de los cuatro aros, por lo que bien se puede considerar a este Cupra como la versión española de esa exclusiva gama. Con relación a ellos, no les tiene desde luego nada que envidiar.


CONCESIONARIO EN LUGO

Roysa Cupra

 

Un atleta de primera