martes. 10.12.2019 |
El tiempo
martes. 10.12.2019
El tiempo

Un valor seguro

Mazda CX-30
Mazda CX-30
El CX-30 es el nuevo SUV de tamaño medio de Mazda. Este modelo ya está disponible en España desde 27.575 euros
Con una longitud de 4,39 metros de largo, el Mazda CX-30 se posiciona, en cuanto a tamaño, en el punto intermedio de la actual gama SUV del fabricante nipón, es decir, entre el CX-3 y el CX-5. Pero frente a sus hermanos, el recién llegado tiene todas las papeletas para convertirse en todo un superventas.

Y es que los argumentos con los que llega al mercado el CX-30 no pueden ser más sólidos. De hecho, el nuevo modelo aterriza en el segmento que está más de moda, el de los SUV de tamaño intermedio; sus motores apuestan claramente por la eficiencia y la microhibridación, y su diseño tanto exterior como interior proporciona unas líneas de sutiles y elegantes curvas. Todo ello acompañado por un excelente comportamiento dinámico, basado en un excelente bastidor —el mismo que el del Mazda3— y apoyado en un completo equipamiento de sistemas de ayudas a la conducción como la alerta de salida involuntaria de carril o un evolucionado sistema de detección de fatiga que, incluso, es capaz de analizar el número de parpadeos del conductor.

Mazda_CX-30_Girona2019_Exterior_25

Otro de los aspectos más destacables del CX-30 es su interior. Por calidad y ajuste de los diferentes elementos, el nuevo modelo de Mazda se puede definir como un auténtico vehículo de lujo. Además, el envolvente diseño del salpicadero, forrado en cuero sintético, hace que conductor y pasajeros se encuentren perfectamente integrados en el habitáculo.

El único aspecto negativo es el referente a la habitabilidad de las plazas traseras, un aspecto en el que se ve superado por los que son algunos de sus rivales más directos en el mercado, sobre todo, en lo que respecta a la cota de altura. Por su parte, la capacidad del maletero parte desde los 430 litros.

En este sentido, Mazda aspira a situar a su nuevo CX-30 como una alternativa a los productos de las reconocidas como marcas ‘premium’. Así, frente a modelos como el Audi Q3, el Mercedes GLA o el BMW X1, el modelo nipón ofrece un nivel de refinamiento similar, un mayor equipamiento desde las versiones más básicas y un precio final más contenido.

Mazda_CX-30_Girona2019_Exterior_21

MOTORES. La familia de motores que da vida a la gama Mazda CX-30 es la misma que se utiliza para impulsar el Mazda3, es decir, el diésel denominado Skyactiv D de 116 caballos y el Skyactiv G de 122 de gasolina, a los que en octubre se sumará el Skyactiv X de 180 caballos.
En una primera toma de contacto con estas variantes, el Skyactiv G destaca por su bajo nivel acústico y suavidad. Sin embargo, al igual que ocurre en el Mazda3, su contenida cifra de par obliga a subirlo de vueltas y apurar cada marcha si se quiere realizar una conducción dinámica.

Aunque su cifra de potencia absoluta es menor, el Skyactiv D se beneficia de un mayor par, que se mantiene constante entre las 1.500 y las 3.000 revoluciones. El resultado es una mayor capacidad de empuje y una entrega de potencia mucho más progresiva.
El Skyactiv X de 180 caballos será, por su parte, el buque insignia de la marca. Su funcionamiento también resulta muy suave aunque su motor resulta más ruidoso que el del Skyactiv G.

Mazda_CX-30_Girona2019_Interior_04

Otro aspecto destacable de las versiones de gasolina es que cuentan con un sistema de microhibridación, por lo que se benefician de la pegatina Eco de la DGT.

La gama del CX-30 se articula en torno a tres niveles de acabado: Origin, Evolution y Zenith. Ya desde el acabado básico el equipamiento es muy completo y se puede mejorar con packs opcionales que añaden todavía más extras. Los precios van desde los 27.575 euros del Mazda CX-30 Skyactiv G Origin con cambio manual y tracción delantera, hasta los 40.675 euros del tope de gama, que se corresponde con un Skyactiv X con cambio automático y tracción integral a las cuatro ruedas.

Un segmento de moda

El CX-30 supone para Mazda una incursión en un nuevo segmento del mercado, el de los SUV de tamaño medio. Con sus 4,39 metros de largo, utiliza la misma plataforma del Mazda 3 y se sitúa en el mercado entre el CX-3 y el CX-5.

Un interior para disfrutarlo

El interior, centrado en los pasajeros, es un espacio abierto y despejado, con un puesto de conducción acogedor y bien resuelto. El nivel de acabados y la calidad percibida de los diferentes elementos lo sitúan como un auténtico coche de lujo.

2019_CX-30_EULHD_2_C15

Evolución del diseño Kodo

El recién llegado representa el desarrollo más reciente del revolucionario diseño Kodo de Mazda. En esta último evolución sus líneas buscan una mayor exclusividad a través de la elegancia y la pureza de una estética minimalista donde menos es más, inspirada en el arte japonés.


Comportamiento impecable

El CX-30 se desarrolló para crear un SUV deportivo con un diseño enteramente nuevo. Desarrollado a partir de la plataforma del Mazda3, su comportamiento en carretera resulta impecable, destacando su excelente tacto de dirección. 

Mazda_CX-30_Girona2019_Interior_11

Muchas posibilidades donde elegir

La gama del CX-30 ofrece muchas posibilidades entre las que poder elegir. Además de estar disponible en dos versiones gasolina y una diésel, la nueva familia se articula en torno a tres niveles de acabado, versiones de cambio manual o automático y tracción a las ruedas delanteras o integral. Desde las versiones más básicas destaca el amplio equipamiento de serie en cuanto a confort y seguridad.

Gran conectividad

El CX-30 ha adoptado la última versión del sistema Mazda Connect, con mejoras muy significativas términos de seguridad y facilidad de uso. Este sistema es compatible con Apple CarPlay y Android Auto, a través de USB.

LA GAMA

Gasolina 
Skyactiv G 122 CV
Skyactiv X 180 CV

Diésel 
Skyactiv D 116 CV
Transmisión
Tracción:
Delantera o integral
Cambio: Manual o automático
Acabados
Origin
Evolution 
Zenith 

Precios
De 27.575 a 40.675 euros
CONCESIONARIO EN LUGO

niponcar

Un valor seguro
Comentarios