domingo. 20.09.2020 |
El tiempo
domingo. 20.09.2020
El tiempo

Cómo diversificar las inversiones en mercados inestables

inversiones
inversiones

La crisis económica que ha provocado la pandemia mundial del COVID-19 ha hecho que muchos inversores tengan miedo a poner en movimiento su dinero. 

Sin embargo, ante una coyuntura como la actual con mercados inestables, la mejor estrategia no es reducir o retirar las inversiones que se estaban llevando a cabo hasta ahora, sino diversificar nuestra cartera de inversión. Es la mejor solución para reducir los riesgos sin necesidad de renunciar a obtener rentabilidades o ingresos extra. 

Por tanto, la mejor opción en época de crisis es contar con una cartera bien diversificada y que esté compuesta por distintos tipos de activos, sectores o zonas geográficas. Y es que, por muy rentable que parezca un valor o muy buenas perspectivas tenga un sector, apostar nuestros ahorros a una única carta es asumir un riesgo excesivo. 

¿Cómo conseguir una cartera de inversión diversificada?

En la actualidad, son muchas las opciones que se pueden encontrar en el mercado para contar con una cartera bien diversificada y minimizar así los riesgos de nuestras inversiones. A continuación mencionamos algunas de ellas:

Fondos de inversión indexados o ETF (fondo cotizado): este tipo de fondos son vehículos de inversión que permiten invertir de forma diversificada y global, ya que están formados por un conjunto de activos de diferente naturaleza y sectores. Los fondos de inversión se pueden combinar para adaptarse al perfil riesgo de cada inversor. 

Cartera Forex diversificada: el mercado forex tiene muchas posibilidades de diversificación, ya que brinda muchas oportunidades de beneficios y ofrece una accesibilidad muy transparente. Además funciona las 24 horas al día, lo que permite permanecer activo mientras otros mercados están cerrados. Conocer las correlaciones positivas y negativas de los distintos pares de divisas es una una excelente forma para cuantificar el riesgo y la exposición. Las correlaciones pueden variar con suma facilidad a lo largo del tiempo, por lo que es importante que el inversor cuente con una plataforma de trading online para invertir de forma segura si desea emplear exitosamente esta metodología.

Renta variable (acciones) y renta fija (bonos): este tipo de activos se caracterizan porque se comportan de forma opuesta en periodos de crecimiento, recesión, inflación o deflación. En épocas de expansión las acciones tienden a subir y los bonos a bajar, mientras que en períodos de recesión los bonos tienden a subir al convertirse en un activo refugio para los inversores. Combinarlos es una buena opción  para mantener nuestra cartera diversificada.

Inversión inmobiliaria: la crisis del coronavirus frenó la compra de viviendas en nuestro país en seco. Desde el mes de marzo, el precio de la vivienda de segunda mano ha caído un 1,9% y se calcula que los precios bajarán entre un 10-20%. Sin embargo, aunque nos encontramos en un momento de caída la previsión para 2021 es que la demanda empiece a crecer y los precios vuelvan poco a poco a ajustarse. Por lo que cuando el mercado inmobiliario comience a mejorar, será un buen momento para volver a invertir en vivienda. 

Aunque en la época del postcovid es comprensible el temor a las inversiones, no hay que permitir que la inflación desgaste nuestros ahorros.

Cómo diversificar las inversiones en mercados inestables
Comentarios