miércoles. 01.04.2020 |
El tiempo
miércoles. 01.04.2020
El tiempo

El empleo gallego ante la nueva década

Fuente: PIXABAY
Fuente: PIXABAY

2020, al igual que los años anteriores, estará marcado por una de las cuestiones que más le importan a la ciudadanía gallega: el empleo. Galicia cerró el año pasado con un 2,3% menos de parados y un incremento en los puestos de trabajo de un 0,73%. Cifras modestas que, pese a todo, apuntan a una mejora de la situación laboral regional. ¿Qué podría hacerse para tratar de mejorarlas? De eso precisamente vamos a hablar en este artículo hoy.

RESOLVER EL ETERNO PROBLEMA DE LA FALTA DE EXPERIENCIA

La pescadilla que se muerde la cola en el mundo laboral tanto a nivel regional como nacional son los puestos de trabajo que exigen una experiencia que resulta imposible de tener. Así quedan puestos laborales desiertos por la imposibilidad de encontrar gente con experiencia dispuesta a aceptar unas condiciones laborales que no resultan atractivas para una persona con más experiencia. Afortunadamente, internet permite salvar este problema en cierta medida. Así, por ejemplo, en sectores que hasta ahora exigían mucha experiencia como el trading, han surgido cuentas demos gracias a los nuevos brókeres online que permiten operar con CFD y todo tipo de instrumentos financieros (haz clic aquí para saber más sobre qué son los CFD). Así se puede obtener un conocimiento más profundo al igual que obtener experiencia y acceder luego a puestos de trabajo relacionados. O también se puede ganar experiencia en la nueva economía digital freelance, cuyos requisitos de acceso pueden ser más suaves que un trabajo a tiempo completo y que pueden abrirnos luego muchas puertas.

INCENTIVAR LA MOVILIDAD OCUPACIONAL Y GEOGRÁFICA

Muchas personas tienen las aptitudes adecuadas para encontrar un nuevo trabajo, pero factores como los altos precios de las viviendas y los alquileres en las principales ciudades gallegas o la presión de los vínculos familiares y sociales hacen que sea difícil y, a veces, imposible cambiar de lugar de residencia para conseguir un nuevo trabajo. La precariedad y la temporalidad tampoco ayudan a facilitar la movilidad de los trabajadores. Así quedan sin cubrirse puestos por falta de candidatos que, o bien consideran las condiciones de las ofertas como insuficientes, o bien se ven afectados por todo tipo de limitaciones que frenan su decisión de optar por la movilidad ocupacional o geográfica.

IMPULSAR LOS PROGRAMAS DE FORMACIÓN PROFESIONAL

Los datos no mienten: tres veces menor es la tasa de desempleo juvenil entre quienes cuentan con un título de FP frente a quienes no lo tienen. Y el 50% de los recién graduados consiguen un trabajo en el campo de su titulación en cuanto terminan su formación. Quizá es momento de dejar atrás el mito de que es necesario ir a la universidad para triunfar en el mundo laboral. Existen muchos perfiles profesionales vitales para la economía gallega que demandan estudios de formación profesional y no carreras universitarias. La actual carencia de candidatos puede ser una salida para reducir la tasa de desempleo en Galicia, especialmente entre las generaciones más jóvenes.

Empleo Galicia. PIXABAY (2)

En resumen, las perspectivas del empleo en Galicia invitan a un cauto optimismo de cara a la nueva década. Para poder estar más confiados será necesario abordar estas tres cuestiones de las que hemos hablado hoy. Y es que todavía hay aspectos estructurales como estos que lastran el mercado laboral gallego.

El empleo gallego ante la nueva década