Sábado. 20.10.2018 |
El tiempo
Sábado. 20.10.2018
El tiempo

Cada gallego consume en un año 1.300 objetos plásticos de un solo uso

Algunas firmas comerciales ya cobraban las bolsas, pero ahora será obligatorio. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
Algunas firmas comerciales ya cobraban las bolsas, pero ahora será obligatorio. JAVIER CERVERA-MERCADILLO

A partir del 1 de julio todos los comercios deberán cobrar las bolsas. ►En Galicia se gastan anualmente unos 390 millones de unidades 

Basta con echar un simple vistazo alrededor para darse cuenta de la cantidad de plásticos presentes en prácticamente cualquier entorno. No es para menos, teniendo en cuenta que la ONU advirtió esta misma semana de que cada año se producen más de 400 millones de toneladas en el mundo.

Una parte muy importante corresponde a productos de un solo uso: bolsas, envoltorios, botellas, vasos o platos desechables y un sinfín de artículos que están presentes en el día a día de cualquier ciudadano.

Solo se recicla un 9% de los desperdicios plásticos, mientras que el 79% se encuentra en vertederos o tirado en la naturaleza

De todos esos enseres plásticos de usar y tirar, los españoles consumen anualmente 60.207 millones de unidades, casi la décima parte de toda la Unión Europea, según un estudio de la asociación ‘Seas at Risk’. En proporción a su población, en Galicia la cifra supera los 3.500 millones de productos al año.

El principal problema es que,de acuerdo con la ONU, solo se recicla un 9% de los desperdicios plásticos, mientras que el 79% se encuentra en vertederos o tirado en la naturaleza y el 12% se incinera, lo que también libera toxinas al aire.

La misma entidad internacional alerta de que, si los patrones de consumo y gestión actuales continúan así, en el año 2050 habrá en el planeta en torno a 12.000 millones de toneladas de basura de plástico en el medio ambiente y en vertederos.

Además, a partir de 2020 todas las gruesas deberán contener al menos un 50% de plástico reciclado y se prohibirán las de plástico fragmentables

Aunque queda un larguísimo camino por andar (y debería empezar a hacerse de forma urgente), más de 60 países han introducido ya sanciones, prohibiciones o medidas restrictivas. Incluso Ruanda o Kenia han prohibido las bolsas de este material, de las que en todo el mundo se consumen cinco billones cada año o, lo que es lo mismo, casi diez millones por minuto.

España regulará su uso a partir del 1 de julio. Un Real Decreto aprobado por el Gobierno señala que de ese día en adelante todos los comercios deberán cobrar las bolsas plásticas (a excepción de las muy ligeras y de las gruesas recicladas).

Además, a partir de 2020 todas las gruesas deberán contener al menos un 50% de plástico reciclado y se prohibirán las de plástico fragmentables. A partir de 2021 se vetarán también las ligeras y las muy ligeras, salvo las compostables.

¿A qué se debe esta medida? La respuesta es evidente si se tiene en cuenta que, según los datos del año 2017 que maneja la CE, en España se consumen anualmente 144 bolsas por persona (6.800 millones, aunque otras fuentes como ‘Recíclame’ elevan la cifra a 10.500 millones) y, tal y como señala Greenpeace, solo se recicla un 7%. En Galicia se gastan 390 millones de bolsas plásticas al año.

¿Ese volumen es realmente necesario? Resulta obvio que no si se repara en que el tiempo medio de uso de cada bolsa no llega al cuarto de hora y, sin embargo, cada una tarda en descomponerse entre 50 años y cuatro siglos, de acuerdo con la misma organización medioambiental. Muy poco rendimiento para tanto impacto en el planeta. Es por ello que muchas voces consideran que no basta con cobrarlas, sino que deberían prohibirse, tal y como han hecho ya otros países.

En Francia e Italia no se pueden usar, a excepción de las biodegradables. En ciudades como San Francisco (EE UU) están prohibidas en los grandes supermercados, en Zanzíbar (Tanzania) no está permitida ni la producción ni la importación, con multas e incluso penas de cárcel para quien incumpla la norma. Y en Irlanda se ha optado por aplicar un impuesto por cada una y con esto su consumo se ha reducido un 90%.

Cada gallego consume en un año 1.300 objetos plásticos de un solo uso
Comentarios