jueves. 23.09.2021 |
El tiempo
jueves. 23.09.2021
El tiempo

Cómo identificar una relación sana

Las relaciones en pareja que son saludables y duraderas brindan a sus componentes la sensación de estabilidad y seguridad. La vida en pareja se desarrolla en un ambiente cálido y confortable en el que alguien se siente tan cómodo que, en muchas ocasiones, le basta con estar juntos. De ahí que cambie también el estilo de vida, se lleguen a reducir el número de salidas nocturnas a bares con otros amigos y amigas también solteros.

En una relación sana una persona se siente libre para ser ella misma, sin miedo a que la juzguen ni la critiquen. Al fin y al cabo, el otro miembro la quiere con sus virtudes y defectos, la espera en casa al final del día por muy duro que haya sido éste, la escucha, la apoya en sus aspiraciones y en sus decepciones.

Tener una pareja estable también proporciona ventajas en otros apartados ya menos románticos, como en el de afrontar gastos que quedan divididos.

Pero no todas las relaciones de pareja son saludables. Hay relaciones que son tormentosas, tóxicas, destructivas, y es más importante incluso saber identificar éstas que las anteriores para así poner tierra de por medio.

INDICIOS DE UNA RELACIÓN TÓXICA. En una relación destructiva el respeto ya se ha perdido entre los componentes de la pareja, o desde un miembro hacia el otro. Los gritos constantes son intolerables, así como los insultos. Es peligroso empezar con esta dinámica porque la pareja se habitúa a ella y después se confunde, achacando los problemas al carácter o la personalidad con lo que es una relación dañina en toda regla.

La falta de confianza también indica que un pilar básico de la relación se ha dañado, lo que podría ser irreparable. Cuando una persona no confía en la otra puede aparecer el exceso de control, la revisión continúa del móvil, del perfil de Facebook, las preguntas incesantes e incómodas cuando se recibe una llamada de teléfono. Eso redunda en la falta de espacio personal, tan necesario, o incluso en la merma de las relaciones con familiares y amigos de siempre por miedo a despertar las iras del otro, en el peor de los casos.

Es posible que la falta de confianza, por otro lado, se dé porque hay indicios reales de que la otra persona no actúa honestamente, por lo que en este caso son las mentiras las que suelen aparecer. Y éstas, por supuesto, también son intolerables.

El no poder contar con la otra persona también es un indicio claro de que la relación es tóxica. Si uno de los miembros prefiere hablar de sus problemas con alguien que no es su pareja o si no se siente acompañado y arropado en los momentos importantes, puede que haya que pensar en poner fin a la relación. Uno nunca puede estar más implicado que el otro, porque eso tiene un desgaste que acabará pasando factura.

CÓMO MEJORAR LA VIDA EN PAREJA. Es posible que, sin estar sumergidos en una relación destructiva, la pareja esté pasando por un mal momento, por causas probablemente ajenas a la misma. En muchas ocasiones estos problemas temporales pueden ser fruto de una mala comunicación o de que se pretenda que una persona sea como nos gustaría, sin asumir que son como son.

La psicóloga M.ª del Carmen Camacho recomienda en la web psicologia-online.com tratar de mantener a raya la sensación de culpabilidad o trabajar la confianza, cambiando incluso la forma de decir las cosas. Más vale un "sugiero" o un "¿qué podríamos hacer?", que echar situaciones en cara de otra manera. El no obstinarse o el apoyarse en los puntos fuertes de la pareja también son consejos de la psicóloga.

La vida sexual satisfactoria también favorece las emociones positivas, mejorando la autoestima y el estado de ánimo. Si la pareja ha caído en un periodo de apatía, no vendría mal un revulsivo, que bien podría pasar por una tienda sex shop online. Los vibradores y los juguetes eróticos en general suponen una buena herramienta para experimentar juntos, algo que puede ayudar a reforzar la relación.

En todo caso, si te sientes incapaz de ver de los indicios de una relación tóxica, sospechas que te estás engañando para autoconvencerte o crees que no puedes poner fin a algo que debería estar acabado, más vale que pidas ayuda a tu entorno o incluso a un profesional.

Cómo identificar una relación sana