miércoles. 27.10.2021 |
El tiempo
miércoles. 27.10.2021
El tiempo

Cómo ponerte a punto para el verano en cuatro pasos

Si quieres llegar a la próxima estación en todo tu esplendor hay que ponerse a trabajar desde hoy mismo

¿Cuándo te cambias solo miras al espejo de reojo? ¿Empiezas a notar que al sentarte la cintura del pantalón te tira? Si la respuesta es sí es que los excesos te han pasado factura.

Nos encontramos ya muy cerca del verano y la excusa típica de "empiezo mañana" ya no es válida. Si quieres llegar al verano en todo tu esplendor hay que ponerse a trabajar desde hoy mismo.

Como te imaginarás, no te vamos a hablar de soluciones milagrosas, sino de consejos saludables. ¿Quieres saber cómo llegar a punto al verano? Pues sigue leyendo.

Date una ayuda extra con la dieta
Empezamos con uno de los puntos duros: la alimentación. Hay que cambiar los hábitos alimenticios y empezar con unas rutinas más saludables.
Es muy probable que la teoría ya la conozcas: realizar cinco comidas al día, beber dos litros de agua, comer mucha fruta y verdura, cenas ligeras...

Todos tenemos una idea de lo que debemos hacer para volver a recuperar la figura que lucíamos hace unos meses. Sin embargo, si tenemos las claves, ¿por qué no lo hacemos?

La respuesta está vinculada a falta de fuerza de voluntad o a un efecto rebote en relación a la ansiedad. A veces, el estrés diario hace que nuestra voluntad caiga ante ciertos deslices en forma de comida.

Ahí está uno de los grandes retos de las dietas: no caer en los momentos de mayor ansiedad.

Para poder controlar esa angustia y que consigas adelgazar de manera natural, sin caer en ningún renuncio, te vamos a contar un secreto. Se trata de la Garcinia Cambogia, una planta originaria de Indonesia y que contiene ácido hidroxicítrico.

Además de ser un quema grasas, la Garcinia Cambogia es muy útil ya que produce un efecto saciante. Esto te ayudará a manejar la ansiedad que te llevaba a romper la dieta. Con este pequeño truco, conseguirás adquirir el hábito de comer de forma saludable de una manera más fácil. Así, antes de que te des cuenta, habrás bajado de peso.

Sin excusas con el deporte
Al igual que con la dieta, el no practicar deporte es un problema de fuerza de voluntad. Por eso, vamos a erradicar casi todas las posibles excusas que te puedas dar de un plumazo.

¿Cómo? Practicando deporte en casa.
Ya no habrá días de lluvia, falta de tiempo o la excusa del aburrimiento. Una de las grandes ventajas de practicar deporte en casa es que puedes hacerlo mientras escuchas tu música favorita o ves la televisión.

Uno de los mejores deportes de cardio que poder practicar en casa es la bicicleta. Con una bicicleta estatica podrás mejorar tu condición física, al mismo tiempo que tienes la tranquilidad de que tus rodillas no se resentirán.

Una de las grandes ventajas de hacer bicicleta es que es una práctica de bajo impacto para las articulaciones.

Plantéate un objetivo sencillo para empezar y cumple los famosos 21 días para adquirir el hábito. De aquí al verano, estarás en plena forma.

No descuides tu boca
Delgados, morenos y jóvenes: estas suelen ser nuestras tres grandes preocupaciones de cara al verano. Es curioso ver que nos solemos olvidar muy a menudo de la salud de nuestra boca.

Una sonrisa bonita es fundamental por dos motivos: la salud y la estética.

No somos conscientes de lo importante que es tener una buena higiene bucal y acudir de forma periódica a nuestra clínica dental. Problemas como la gingivitis o la halitosis están derivados de una mala salud bucal, pero es que estudios recientes ya están vinculando enfermedades coronarias con la salud de nuestra boca. Visita a tu dentista regularmente y olvídate de este tipo de enfemedades.

Vamos ahora a lo que se refiere a la parte estética. Por mucho que luzcas un cuerpo delgado y atlético, tener una boca descuidada siempre es un punto muy negativo de cara a la imagen que proyectas en los demás. Da aspecto de dejadez y eso siempre es muy poco atractivo.

Por eso siempre insistimos en la importancia de tener la boca siempre bien cuidada.

No dejes pasar los excesos
Llevas unas semanas haciendo dieta y ejercicio. Suena el teléfono y de golpe tienes dos citas para cenar: una para el viernes y otra para el sábado. Para colmo de males, en tu agenda ya tenías programada para el domingo una comida familiar.

"¿Y qué hago yo ahora con mi dieta?"
Esta situación es muy habitual. Aunque tú estés dieta, el resto del mundo no tiene por qué estarlo también. Además, suele dar vergüenza ser la única persona que pide una comida distinta (suele ser a la plancha) mientras que los demás comen y beben con normalidad.

La solución a este tipo de situaciones no pasa por encerrarse en casa. Hay que asumir que nuestra agenda a veces nos deparará este tipo de situaciones.

Si se te presenta un fin de semana del estilo que hemos comentado, no te preocupes. Acude a la cena y simplemente, come y disfruta como los demás lo hacen. Sí, te habrás pasado, pero tampoco tienen que saltar todas las alarmas.

Solo tienes que regular los excesos en los días siguientes y para ello, lo mejor es la dieta de la piña. Todo lo que necesitas saber sobre la dieta de la piña es que es una dieta diurética y solo con efectos a corto plazo.

La dieta de la piña solo sirve para cuando quieres adelgazar varios kilos en pocos días. La piña te ayudará deshinchar y a eliminar el exceso de líquido que hayas retenido en el fin de semana.

Pero recuerda que si no retomas tu dieta habitual, los kilos que adelgaces con la dieta de la piña los volverás a recuperar.

Como ves, ya no hay excusas que valgan. En este artículo te hemos dado todas las claves y soluciones para que puedas llegar al verano de forma óptima. Ya solo queda que te pongas en marcha. No tardes que el verano ya está llamando a tu puerta.

Cómo ponerte a punto para el verano en cuatro pasos