miércoles. 08.12.2021 |
El tiempo
miércoles. 08.12.2021
El tiempo

¿Cómo saber si un patinete eléctrico es seguro?

Desde hace unos años, el auge de este tipo de vehículos de movilidad personal ha sido meteórico

Llega el buen tiempo, los paseos y las excursiones. Llega el verano. Lo habitual en esta época del año es sacar las bicicletas y los monopatines del trastero, limpiarlos un poco y salir a dar una vuelta. No obstante, durante los últimos años hay otro vehículo personal que se deja ver con fuerza: los patinetes eléctricos.

Se suele usar el término patinetes eléctricos para definir a muchos vehículos de movilidad personal. La verdad es que la variedad es extensa: monociclos eléctricos, longboards eléctricos, skates eléctricos, hoverboards, etc. Cada uno tiene sus propiedades y características.

Desde hace unos años, el auge de este tipo de gatgets ha sido meteórico. Tanto es así que muchos ayuntamientos están regulando su uso en las ciudades y pueblos. No obstante, la calidad y seguridad de los patinetes eléctricos sigue siendo un tema sin tratar.

Concretamente, desde el 2015 hemos visto como muchos de estos patines dan problemas, sobretodo en las baterías. El problema es que algunos de ellos están fabricados con componentes defectuosos y de imitación.

Por este motivo, durante los últimos meses, el sello de calidad para este tipo de vehículos se ha convertido en una prueba importante a la hora de comprar los patinetes eléctricos.

Patinetes fabricados en Estados Unidos, busca la UL 2272

Los patinetes eléctricos que se venden en Estados Unidos necesitan un certificado muy específico: el UL 2272. Es un sello importante para todos aquellos patines que quieran salir al mercado. Te confirma que el producto ha sido probado y ha pasado las pruebas de calidad.

El certificado lo da UL, una empresa internacional de seguridad. Básicamente hacen todo tipo de experimentos con el patinete eléctrico y publican los resultados. Además proporcionan información extra para el usuario. Las empresas que venden patinetes eléctricos en Estados Unidos saben que si no lo consiguen, lo tienen complicado luego para vender sus productos.

Este certificado se convirtió en algo imprescindible después que en 2015 y 2016, las grandes empresas de vendas online, como Amazon, tuvieran que retirar la mayoría (sino todos) los patinetes eléctricos de la web debido a problemas con las baterías. Muchas se incendiaban o, directamente, explotaban.

Muchas de estas baterías venían de Asia, colocadas en patinetes eléctricos fabricados a marchas forzadas. La tendencia ahora en Estados Unidos ha cambiado gracias, en parte, a este sello.

Los fabricados en España, busca la CE

El sello CE es conocido en España. Básicamente es el Certificado de Conformidad CE, una prueba de calidad que tienes que tener (o deberías) si vendes este tipo de productos, entre muchos otros, si perteneces a la Unión Europea.

A la mayoría de personas nos es familiar este certificado. Concretamente, te asegura que el producto, en este caso el patinete eléctrico, sigue unos requisitos mínimos de seguridad y calidad.

Por otro lado, es común que confundamos la CE con el logo de China Export (CE). Es otro sello que llevan algunos productos, fabricados en China, y se puede confundir con facilidad. Aquí puedes ver la diferencia entre los dos sellos.

Seguridad extra: protección

Los sellos de calidad son importante, pero si queremos ir sobre seguro, también debemos saber que existen otras variables a tener en cuenta antes de comprar un patinete eléctrico.

Primero de todo, la marca importa. En España existen algunas empresas que fabrican este tipo de patinetes. La proximidad también es un factor clave, suelen dar asistencia técnica para resolver dudas o quejas y tienen servicio post venta.

Por otro lado, muchas personas aún no usan protección. El verano suele ser perfecto para usar estos vehículos, el tiempo acompaña y el suelo suele estar seco. Pero estos patinetes logran velocidades máximas de hasta 40 km/h. Lo recomendable es usar siempre el casco y pasar por vías poco concurridas.

Además, como hemos comentado, muchos ayuntamientos están regulando su uso en los últimos meses. Es importante conocer por dónde los podemos usar y por donde está prohibido. Por ejemplo, en Barcelona, los menores de 16 años no pueden conducir patinetes eléctricos desde hace unos días.  

¿Cómo saber si un patinete eléctrico es seguro?