Miércoles. 20.06.2018 |
El tiempo
Miércoles. 20.06.2018
El tiempo

¿Debería de regularse la actividad de las escorts?

Las actividades llevadas a cabo por escorts suponen un gran movimiento de capital en dinero negro dentro de nuestro mercado nacional. De hecho, la prostitución voluntaria es considerada a la hora de contabilizar el PIB español y ha conseguido aumentar éste notablemente.

Sin embargo, aunque se haya dado el paso de incluirlas a la hora de calcular el PIB, su actividad no se encuentra aún regulada por nuestras leyes. Es decir, se contabiliza su labor para rebajar la deuda externa del Gobierno español (lo que algunos expertos han considerado como "maquillar" la deuda), pero no se les incluye dentro de la regulación que tendría cualquier otro autónomo o trabajador por cuenta ajena y tener así las mismas garantías y deberes que estos.

En este artículo pondremos sobre la mesa las ventajas e inconvenientes que podría conllevar la regulación de la actividad profesional de prostitutas y escorts.


Ventajas e inconvenientes de la regulación de la prostitución:
En primer lugar, existen diversos colectivos feministas y abolicionistas que se posicionan totalmente en contra de la idea de poder llegar a legalizar y regular la labor de escrots y prostitutas. Sus argumentos giran en torno a que ven en este trabajo una forma de violencia de género e incluso una forma de esclavitud y de trata de mujeres. Este sector se acoge a la necesidad de defender los derechos humanos del colectivo de mujeres que se ven obligadas a ejercer la prostitución.

Sin embargo existe otro sector, entre los que también se encuentran defensores de la igualdad de género en todos los ámbitos, que ve en la regulación la mejor forma de proteger y dotar de derechos al gran número de personas que ejerce esta profesión voluntariamente.

Este último colectivo considera que la actividad que puede llevar a cabo una escort es equiparable a la llevada a cabo en otros trabajos que sí se encuentran regulados dentro de la normativa laboral española. Eso sí, siempre que ésta se ejerza de forma voluntaria ya que lo que sí es considerado delito dentro de nuestra normativa es el trabajo coercitivo y la trata de estas personas. Son muchas las personas dedicadas voluntariamente a estas actividades y se encuentran tanto en locales como en plataformas online como escortsfactory.com. Este sector en pro de la regulación considera que están realizando un trabajo y éste debería de estar regulado para así conseguir que las personas dedicadas a ello puedan estar dadas de alta como autónomas o trabajadoras y cotizar y tener las todas las garantías y derechos recogidas en la legislación laboral.

¿Debería de regularse la actividad de las escorts?