lunes. 20.09.2021 |
El tiempo
lunes. 20.09.2021
El tiempo

Los amigos y la felicidad

La amistad es esencial en el desarrollo de la personalidad de un niño

La palabra amigo proviene del latín amicus, derivado del verbo amare, que significa amar. 

El vínculo e interacción del niño con su madre, y más adelante con los demás miembros de la familia. La amistad es por tanto, esencial en el desarrollo de su personalidad  y de eso dependerá en gran medida la imagen del mundo que desarrolle, será la consecuencia de las relaciones que establezca dentro del grupo familiar. 

Con el ingreso en la guardería o escuela infantil, llegan las primeras interacciones con sus iguales fuera de su entorno más seguro y próximo. Esto supone la aceptación de normas, convivir con otros niños, compartir, pero también hacerse con un lugar dentro del grupo y competir por él, es el primer gran paso social que se establece en la vida de las personas. 

Las distintas etapas de la amistad

La infancia
Aunque ese es  nuestro primer contacto con otros individuos semejantes a nosotros, nuestros primeros amigos de verdad, no llegarán hasta la etapa de la escuela primaria, entre los 6 y los 12 años. En esta fase los amigos son los del colegio o los del barrio, con los que se comparte el juego y gran parte del aprendizaje natural, son con los que nos divertimos. 

En este periodo de nuestras vidas, somos poco selectivos y tenemos muchos amigos, debido a que nuestra personalidad todavía no está forjada. Son pocos sin embargo, los que consiguen que la amistad perdure posteriormente en el tiempo, aunque sí es posible que recuerden a algunos con añoranza, algunas anécdotas vividas juntos, que les hagan esbozar una sonrisa o también es muy posible, como no, conservar algún mal recuerdo que nos haya marcado.

Al final de esta etapa, empieza a despertar el interés por el otro sexo y la curiosidad sexual, que marcará la adolescencia.

La adolescencia
La adolescencia es un período esencial en el desarrollo del ser humano y trae consigo importantes cambios, tanto físicos como psíquicos y sociales. Es una etapa compleja en la dejamos atrás la identidad infantil y parental, buscando establecer una diferenciación mediante nuevos modelos y metas. 

Se necesitan amigos íntimos con los que compartir las primeras experiencias en el ámbito de las relaciones con el otro sexo. Se compartirán secretos y confidencias y juntos se buscarán frases de amor y palabras de amor acertadas para conquistar al chico o chica que les gusta. Mandarán, con el uso de las nuevas tecnologías, frases para enamorados que no se atreven a decir a la cara y llegarán las primeras citas.

Los adolescentes necesitan salir y crear grupos de amigos, que les ayuden a descubrir el mundo y su lugar en él. Durante esta etapa, la persona intenta rodearse de camaradas similares a ellos, con las mismas aficiones, los mismos gustos, para así poder establecer relaciones de confianza y lealtad, pues se sienten más cómodos con compañeros, que atraviesan simultáneamente los mismos cambios que ellos. De nuevo, en la actualidad, muchos recurren a las tecnologías y las aplicaciones móviles, como welov, para conocer gente afín a ellos y, si tienen la ocasión, para ligar también.

La amistad se convierte en un lugar seguro para opinar, expresar sentimientos y obtener ayuda para enfrentar problemas. El grupo ayuda a elaborar la separación del entorno de la infancia y la preparación previa para llegar al mundo de los adultos, cumpliendo la función que antes correspondía a la familia.

El grupo también se vuelve un aliado para el desahogo, para poder criticar a los padres, a los docentes, a otros grupos y preguntarse sobre el tema tabú de la sexualidad, los deseos y el futuro. 

La edad adulta
Llega un momento en la vida, donde los amigos que conservamos de nuestra época adolescente pasan a un segundo plano. Es algo natural y no hay que sentirse mal por ello, ya que la familia y el trabajo, con las obligaciones que conllevan, han pasado a ser nuestra primera prioridad. 

La falta de tiempo hace que sólo se vean muy de vez en cuando, en alguna ocasión especial, como la despedidaepica de algún amigo soltero que nos queda y ha decidido dar el paso de casarse, o una reunión de tuppersex que organice alguna amiga, con la intención de reunir a su antiguo grupo y hacer algo más original que tomar unas copas que algún bar.

En este tipo de reuniones tapersex, las chicas hablan de sexo y de juguetes eróticos de manera divertida y desinhibida, y normalmente son organizadas con la ayuda de alguna asesora especializada, como las que encontrarás en la maleta roja.

Sin embargo, también habrán llegado junto con tus hijos, nuevas relaciones y amistades, los papás del cole, con los que compartes otro tipo de cosas y momentos, pues os sentís afines durante esta etapa.

Posteriormente, llegará la amistad de la tercera generación, pues otra vez tendremos tiempo libre para dedicar a nuestros amigos. Algunos habrán permanecido ahí a la espera durante todo este tiempo, otros se habrán ido ya y sin duda aparecerán algunos nuevos.

Y es que el ser humano es un ser social por naturaleza. No en vano, desde el principio de los tiempos, se han unido formando grupos o clanes, siendo la familia siempre el primer agente socializador.

Las amistades intervienen en el desarrollo psíquico y emocional de las distintas etapas de nuestra vida y todos  y cada uno de los aprendizajes que nos reporta, son esenciales y son los que nos han convertido en lo que somos en la edad adulta.

Los amigos de verdad siempre permanecen, sin importar el tiempo o la distancia física que os separe. A veces basta con hacer una llamada telefónica para tenerlos ahí, a tu lado. Un buen amigo vale más que cualquier tesoro, por eso debemos cultivar nuestras amistades, sin enviarlos, por descuido o pereza al ostracismo, aunque a veces nos resulte difícil por las obligaciones, hay que saber otorgarles y reservarles su merecido lugar en nuestras vidas.  

Los amigos y la felicidad