martes. 18.01.2022 |
El tiempo
martes. 18.01.2022
El tiempo

Seis claves para buscar pareja por Internet

Las estadísticas de las páginas webs especializadas relevaron ya en 2013 que la mitad de los solteros españoles mayores de 18 años empleaban Internet para buscar una pareja estable. El porcentaje era sustancialmente superior en otros países como Estados Unidos, donde eran un 76% las personas sin pareja que tiraban de la Red.

La normalización del uso de Internet revolución las comunicaciones y, teniendo en cuenta que la búsqueda de pareja se basa en el intercambio de información, era de esperar que la cifra creciese a los niveles que lo está haciendo. Las redes sociales y las webs especializadas facilitan ese intercambio.

Para los usuarios, Internet proporciona la dosis justa de anonimato para contactar con cuantas personas se deseen, sin que el miedo al rechazo o la timidez sean tan acusadas como en el mundo offline. La principal ventaja es, sin embargo, que se tiene acceso a más personas de las que el espacio físico en el que una persona se mueve le puede proporcionar. Podríamos decir que es una ventana a todos los solteros y solteras del mundo.

Lo que disuade a quienes buscan pareja de registrarse en alguna página especializada es, sin embargo, la posibilidad de que la otra persona le esté mintiendo. Ya no solo hablamos de que cuente con una edad y unas características físicas reales que distaban mucho de la información que aparecía en su perfil. Sin embargo, hacer uso del sentido común es fundamental para alcanzar el éxito.

1. Remitirse a una web fiable

Hay páginas de citas serias y fiables que proporcionan contactos en línea gratis, sin tener que pagar una cuota específica. Las webs de citas por Internet más usadas en España son, por ejemplo, e-darling o Meetic, lo que puede tener que ver con una exitosa campaña de marketing más que con que de verdad provean con el mejor servicio.

Lo aconsejable es tener abierto solo un perfil en una de ellas. Es una buena idea si lo que se pretende es encontrar pareja estable, porque lo contrario hará que la persona pierda credibilidad. Es como saber que alguien con quien se está empezando a salir y te gusta está teniendo citas paralelas. Por supuesto, se entiende que es libre de hacerlo, pero la decepción no se puede evitar.

2. Delimitar cuanto sea posible…

Cuando eres adolescente, la belleza exterior y lo que piensa tu círculo de amigos de la persona pueden ser determinantes a la hora de tener pareja, según el entorno del que hablemos. Con la madurez, sin embargo, se forma la personalidad con unos gustos y aficiones concretas, que esperas que la otra persona comparta. Además, cambian las prioridades, de manera que el físico llena mucho menos que el interior.

Para encontrar a la persona que realmente case contigo es mejor delimitar al máximo los aspectos de tu personalidad, proporcionando la información necesaria. Es útil, por ejemplo, establecer un ámbito geográfico a la hora de buscar pareja. Eso sí, si lo que si lo que se quiere es conocer gente más que buscar pareja, se puede abrir la búsqueda, aprovechar incluso que se realiza un viaje para concertar una cita con alguien con anterioridad.

3. ...pero no caer en prejuicios

Lo de “me has sorprendido gratamente, no esperaba que fueras así” no es un piropo. Hay que evitar a toda costa establecerse hipótesis sobre alguien antes de profundizar en su personalidad porque, recordemos, las personas que están llenas de prejuicios se cierran a explorar nuevos horizontes y se convierten, por tanto, en ignorantes.

Lo de no caer en prejuicios tiene aún mucho más sentido en Internet, donde se corre el riesgo de rechazar a alguien a quien ni siquiera se ha conocido personalmente.

4. No dejarse llevar por la decepción

El amor es como las videntes buenas: algo etéreo, de difícil definición racional, que posee sus defensores y detractores, que tiene declarados creyentes y no creyentes. El prestigioso premio Guía de Tarotistas en España dirigido a los mejores videntes y tarotistas españoles invitan a creer, como lo hacen las parejas que envejecen juntos.

La decepción puede venir por muchos motivos, por ejemplo, por toparse con mentiras. Si es tu caso, no dediques ni un minuto más a una persona que ya en la fase de conocerse te ha demostrado que no es honesta, hay muchas personas en la Red que sí lo son.

Si la decepción atañe al campo sexual y crees que la otra persona merece la pena, recuerda que tratamientos naturales para estos casos, para parejas con problemas íntimos. Un ejemplo es Anabolic Rx24.

5. Entrenar la paciencia

En general, hoy en día se cuenta con poca paciencia. No se trata de aguantar faltas de respeto constante, por ejemplo, como lo hacen los matrimonios que, por encima del amor, quieren conservar un estatus (por los hijos, por el miedo al qué dirán, por temor a la soledad, por la falta de independencia económica…). Aplicando la racionalidad, quitándote la venda que el amor pone en los ojos o buscando asesoría, se puede saber cuándo merece la pena luchar por una relación.

6. No olvidar el concepto de rastro digital

Las fuerzas y cuerpos de seguridad han emprendido una ardua campaña para prevenir a los adolescentes contra la práctica del sexting. Se trata del envío de contenido audiovisual sexual a través de dispositivos móviles y de aplicaciones concretas como Snapchat o como Whatsapp. Entraña sus riesgos por el uso que puede hacer el receptor o receptora de ese contenido, por ejemplo, su divulgación.

Lamentablemente, los adultos tampoco escapan a estas prácticas. Recientemente se ha difundido un vídeo erótico en el que dos conocidos futbolistas españoles aparecían manteniendo relaciones con una joven que incluso indicaba expresamente que no quería ser grabada, con la correspondiente denuncia. Cuando se pone en juego el derecho a la intimidad de una persona, es preciso actuar con sentido común, así que, ante cualquier temor, es mejor no prestarse a grabaciones o chats subidos de tono con la otra persona ni, por supuesto, grabarla.

Seis claves para buscar pareja por Internet