miércoles. 20.10.2021 |
El tiempo
miércoles. 20.10.2021
El tiempo

Al volante de los deportivos de Audi

Comprobamos las diferencias dinámicas en circuito de dos modelos que superan los 600 caballos pero que recurren a tecnologías muy diferentes. Por un lado, el motor gasolina V10 del Audi R8 Coupé y por el otro un modelo 100% eléctrico, el Audi RS e-tron GT.
Recientemente hemos podido comprobar las diferencias dinámicas en circuito de dos modelos que superan los 600 caballos pero que recurren a tecnologías muy diferentes. Por un lado, el motor gasolina V10 del Audi R8 Coupé y por el otro un modelo 100% eléctrico, el Audi RS e-tron GT.

A través de los cursos de conducción Audi Driving Experience —en la modalidad Sportscars—, la filial española de la marca de los cuatro aros nos ha brindado la oportunidad de conducir los dos modelos más potentes de su actual gama. Se trata del R8 Coupé V10 de 620 caballos y el nuevo RS e-tron GT que puede llegar hasta los 646 gracias al overboost. Precisamente, este último modelo fue el gran protagonista de la jornada, ya que supuso nuestra primera experiencia en el circuito de El Jarama al volante de un deportivo 100% eléctrico.

La jornada sirvió además para comparar la diferencia de comportamiento entre dos vehículos que, de no ser por su elevada potencia, apenas tienen otros puntos en común, ya que mientras que el R8 es un biplaza de comportamiento radical y exigente —acompañado siempre por el rotundo y cautivador sonido de su motor central de 5.2 litros y 10 cilindros en V— el RS e-tron GT es un silencioso eléctrico  dirigido a un público que busca un coche más funcional para el día a día, gracias a su carrocería de cuatro puertas y amplio interior.

audi2

Después de una clase teórica impartida por los monitores de la escuela de conducción Audi —todos ellos con una amplia experiencia en el mundo de la competición— pasamos a la primera toma de contacto al volante de los vehículos, con ejercicios encaminados a la dosificación de la frenada y a controlar la trayectoria ante un imprevisto.

Ambas pruebas sirven, por un lado, para tener consciencia de la brutal capacidad de aceleración del motor eléctrico del RS e-tron GT y, por el otro, para habituarse a la increíble fuerza de frenada de los discos cerámicos que equipa nuestra unidad del R8 Coupé.

Tras estos primeros ensayos, llega el momento de rodar en el circuito. Como es habitual se hace en grupos de cuatro participantes que se turnan para poder dar una vuelta justo detrás del vehículo del monitor que es quien, en todo momento, se encarga de dar las instrucciones necesarias así como de mostrar las mejores trazadas.

Las sensaciones de rodar en un circuito permanente con uno y otro modelo son muy diferentes.

La agilidad del R8, junto con la capacidad del poderoso motor V10 de gasolina, hacen que este modelo resulte más radical y exigente. A su volante la sensación es la de conducir un vehículo muy parecido a uno de competición, por lo que sacar el máximo partido de su potencial no solo requiere unas enormes habilidades sino también un cierto periodo de adaptación.

audi4

El comportamiento del RS e-tron GT se parece más al de una berlina de altas prestaciones. Todo en él parece más intuitivo y fácil, aunque nunca se debe perder la referencia de que se trata de un coche que en condiciones normales ofrece 598 caballos y que es capaz de acelerar de 0 a 100 en 3,3 segundos.

A ello hay que unir el total silencio de marcha, lo que hace que a veces se llegue a perder la referencia de la alta velocidad a la que se llega a las curvas. Aunque en los virajes, el elevado peso del conjunto saca a relucir mayores inercias, eso no desmerece un paso por curva realmente alto. Pero, sin duda, es la capacidad de aceleración y el enorme par, disponible de forma instantánea, lo que más impresiona en este modelo que está llamado a marcar nuevas referencias en el mundo de los deportivos.

AUDI

Al volante de los deportivos de Audi
Comentarios