lunes. 29.11.2021 |
El tiempo
lunes. 29.11.2021
El tiempo

El buzoneo no ha muerto y sigue siendo la opción más rentable

Buzoneo


Esta técnica de marketing directo se mantiene como una gran alternativa para llegar al público objetivo de la empresa 

Hay quien piensa que el buzoneo es un modo de reparto de publicidad que no tiene demasiada relevancia en la actualidad, pero nada más lejos de la realidad. 

Si bien es cierto que el buzón desde siempre ha sido el sitio donde se deposita el correo postal, también es un buen lugar donde publicitar productos de forma altamente eficiente. Es muy fácil llegar a una persona a través de su buzón, ya que forma parte de su hogar y está obligado, como mínimo, a recogerlo. Si el mensaje es directo e interesante para la persona, la publicidad será muy efectiva, sobre todo en productos/empresas de ámbito local. 

¿Cómo realizar el buzoneo?

Empresas como Publidirecta ofrecen servicios de diseño, impresión y distribución de publicidad para facilitar a los anunciantes llegar de mejor forma a los clientes y lo hacen, entre otras cosas, ofreciendo buenas campañas de buzoneo. Existen muchas formas de organizar adecuadamente el proceso y los pasos a seguir para conseguir efectividad.

  • En primer lugar, debemos encargarnos de recibir un buen asesoramiento. Los años de experiencia y la tecnología de la que disponen algunas empresas es fundamental para conseguir buenos resultados. Por un lado, los años de antigüedad suelen ir ligados directamente con la capacidad de encontrar buenos métodos de captación de clientes y la tecnología puede favorecer al uso de diseños que llamen la atención y generen interés.
     
  • Por otro lado, es importante planificar adecuadamente la campaña. Si hacemos un estudio de mercado podremos comprobar cómo dependiendo del tipo de población (gente adulta, joven, etcétera) habrá algunos productos que sean por regla general más consumidos que otros. 
     
  • Por lo tanto, será importante asignar adecuadamente las zonas de reparto, ya que el clima o el tipo de terreno puede influir en las preferencias de uso y esto determinará el mayor o menor nivel de atención que la población prestará. No es lo mismo, por ejemplo, vender paraguas en zonas donde acostumbra a llover constantemente a venderlos en territorios normalmente secos. 
     
  • El proceso ha de funcionar de forma correcta en todo momento, ya que cualquier error puede generar que perdamos un cliente. Debido a ello, habrá que llevar a cabo controles y auditorías de forma periódica para saber cada paso que da nuestra campaña y así solventar errores, si fuese necesario. 
     
  • Por último, gracias a reportings y a la Intranet podremos saber cómo está siendo el proceso de aceptación del producto. Con esta inmediatez se pueden tomar decisiones o cambiar objetivos en cualquier momento. 

Tipos de buzoneo

  • Por un lado, el buzoneo interior es aquel en el que la publicidad se inserta dentro de los buzones. Es el que llega al público de forma más clara, debido a que la publicidad se deposita en un sitio que forma parte del hogar, con lo cual la persona que lo recoge lo tendrá que ver sí o sí. Si captamos de forma adecuada su atención, impediremos que el folleto vaya directamente a la basura y que el cliente se quede con el mensaje e incluso le genere interés.
     
  • El buzoneo direccionado es, podríamos decir, el más personalizado y menos masivo de todos. El mensaje de éste es claro y directo, sin rodeos, y los clientes a los que va dirigido están estudiados con detenimiento previamente y son elegidos por la empresa anunciante. Muchas veces se manda la publicidad, por ejemplo, a los residentes en una calle en concreto o expresamente a los mejores clientes en caso de que sepamos dónde viven.
     
  • El buzoneo selectivo, por su parte, quiere llegar a un público potencial elegido por la empresa. Por ejemplo, que sólo se mande la publicidad a los buzones de las fábricas textiles de los polígonos industriales que se encuentren dentro de una zona concreta. De esta forma, se aseguran de que las personas a las que vaya destinado, tengan interés por el producto que se oferta o que se promociona.

Las claves para el éxito del buzoneo

  • Mensaje breve y claro. Para que la información que contiene el folleto o la pieza publicitaria llegue de forma efectiva al cliente, ésta debe de ser concisa, sin andarse con rodeos. El contenido ha de llegar sin tener que generar demasiado esfuerzo, y el producto ha de destacar sin necesidad de muchas palabras. 
     
  • Lo último que quieren los clientes es perder el tiempo, de hecho se dice que tardan sólo 0,2 segundos en descartar o no, la publicidad que le llega al buzón, de ahí la relevancia de conseguir diferenciarse del resto de panfletos. Un diseño atractivo favorece de manera directa la recepción del mensaje y evitará que éste acabe en la basura sin ser leído.
     
  • Muy ligado a lo que hablábamos con anterioridad, es muy necesario realizar un estudio previo, por lo que el geomarketing adquiere una importancia especial. Esto determina cuándo es más conveniente actuar, hacia qué tipo de público debería ir destinada nuestra distribución o en qué momento hacerlo. Son muchos los factores que inciden en la correcta recepción del mensaje por parte del cliente, por lo que saber elegir bien nos puede ahorrar muchos problemas y pérdidas de tiempo y dinero. 
     
  • Es importante que una empresa seria se haga cargo de ofrecernos garantías en cuanto a que la publicidad va a ser enviada a tiempo y en el modo en que la empresa anunciante tras estudio previo, determine. 
     
  • Estar en contacto con ella será fundamental, ya que de esta manera podremos estar al tanto de las novedades que se van produciendo en el proceso y podremos solventar problemas en caso de que sea necesario o realizar cambios en el momento adecuado. 
     
  • Por último, debemos tener clara la relevancia que tiene el hecho de impactar. Actualmente, la gente no suele perder demasiado tiempo en prestar atención a nada, el ajetreo del día a día y las nuevas tecnologías desvían muchas veces el objetivo y el cliente puede olvidar un mensaje claro y un diseño atractivo en cuestión de días. Por eso, es importante impactar, recordar y repetir el mensaje tantas veces como sea necesario.

El buzoneo no ha muerto y sigue siendo la opción más rentable
Comentarios