sábado. 27.11.2021 |
El tiempo
sábado. 27.11.2021
El tiempo

Cs Palma no quieren que los caminos escolares pasen por casas de apuestas

Apuestas
Apuestas

En el ámbito de juego virtual todo funciona a la perfección gracias a la DGOJ. Para los que no están informados, la Dirección General de Ordenación del Juego es la principal entidad pública de España que protege a los jugadores, lo que se confirma aquí. Tiene capacidad de regular los establecimientos de juego en el país. La DGOJ, como organismo público del Gobierno de España, depende de la Secretaría de Estado y que forma parte del Ministerio de Hacienda. 

Oficialmente, esta entidad “ejerce las funciones de regulación, autorización, supervisión, control y, en su caso, sanción de las actividades de juego de ámbito estatal.” La organización está dividida en tres subdirecciones generales: una para la Regulación del juego, otra para la Inspección del Juego y una última dedicada a la Gestión y Relaciones Institucionales. La DGOJ se ocupa de la protección del jugador, de juego limpio, de proteger los fondos de los clientes de los casinos online y de las responsabilidades de los operadores que llevan licencia. 

Mientras tanto, en la tierra se está desarrollando una verdadera batalla. 

¿Esconder o educar? Ésta es la cuestión. La ex candidata para la alcaldía de Palma de Mallorca por parte de Ciudadanos y actual portavoz del grupo municipal, ha lanzado una propuesta para que los caminos escolares eviten pasar por casas de apuestas y salones de juego. Y eso nos hace pensar sobre esta actitud de esconder algo en vez de educar a la gente. Todo suena como una orden que reduce libertad y eso es inadmisible. No es una sorpresa completa que una semejante propuesta puede producirse entre los pertenecientes del grupo municipal de Ciudadanos en Palma, tampoco es agradable leerla. 

La incompetencia de los órganos regulatorios y su inutilidad mejor se ve en las situaciones en las cuales se opta por la censura en lugar de la enseñanza. De una manera esta tendencia puede describirse como un fracaso tanto político como educacional y una obvia exhibición de mediocridad.

La portavoz del Grupo Municipal de la formación naranja, Eva Pomar, ha anunciado su propuesta afirmando que “la adicción al juego es tan problemática como la adicción al alcohol o a las drogas y, por lo tanto, se debe evitar que nuestros jóvenes se sientan atraídos por esta adicción”. Es interesante el uso del verbo “atraer” en su narración. ¿Acaso las mujeres que llevan faldas no atraen a las miradas? Entonces lo que deberíamos hacer es prohibir las faldas, hacer que desaparezcan, taparlas. No pueden andar por ahí libremente, provocando. A lo mejor esto sea alguna futura propuesta por parte de la señora Eva Pomar Juan, lo que resulta gracioso teniendo en cuenta que estamos en el siglo veintiuno. La noticia de la propuesta provocó reacciones de ciertos leyentes que luego señalaron la presencia de la lotería nacional, la Once etcétera. Sarcásticamente, el comentario sigue con una propuesta de que sería mejor ponerles a los niños una capucha negra de camino al colegio. 

La portavoz del Grupo Municipal de Ciudadanos (Cs) del Ayuntamiento de Palma ha anunciado su alarmista propuesta como una de las muchas propuestas que la formación naranja ha preparado para el Pleno de septiembre. Obviamente, Pomar tiene grandes expectativas puesto que también ha recordado que “la pasada legislatura ya se aprobó una propuesta de nuestro grupo municipal para que no se instalasen más casas de apuestas en las proximidades de los institutos y centros escolares de la ciudad”.

La proposición más reciente pide que se impulsen una serie de caminos escolares que todavía no están en funcionamiento, concretamente los de Son Espanyolet, La Soledad Sur y Sant Jordi, y que se estudie la implantación de un camino escolar en la zona del Polígono de Levante.

Ciertos portales están llamando la propuesta del Grupo Municipal de Ciudadanos “la política burka”, una política que promueve la prohibición que los menores vean locales de ocio que, a propósito, operan según las leyes vigentes. Se destaca que el problema aquí no es ver. El problema es que los ojos que ven deberían ser bien educados y preparados para lo que están viendo. En esta propuesta y cualquier otra semejante, duchos portales ven nada más que fracaso social y una manifestación de impotencia de los políticos actuales. En vez de trabajar en la educación e iluminación de los ciudadanos, los políticos se centran en las trivialidades y la censura. Vaya crítica dirigida a la señora Eva Pomar Juan.

Cs Palma no quieren que los caminos escolares pasen por casas de...
Comentarios