martes. 30.11.2021 |
El tiempo
martes. 30.11.2021
El tiempo

Sesenta años fabricando tecnología para Churrerías con clientes en todo el mundo

Churros. DP
Churros. DP

¿Sabes qué es InBlan? A lo mejor no te suena el nombre, pero seguramente te encuentras con sus productos a diario: en fiestas del pueblo, en cafeterías y churrerías o en tu bar preferido.

Son los embajadores del churro, el dulce típico de España, y gracias a ellos este plato se puede disfrutar en los cinco continentes. La empresa InBlan es un buen ejemplo de un negocio tradicional de éxito que opera a escala mundial. Su producto estrella son las máquinas para hacer churros y, como líder tecnológico en su sector, lo exportan a todo el mundo. Ahora, esta empresa familiar cumple 60 años, pero cuando Ángel Blanco, fundador de InBlan, creó sus primeras máquinas de churros en 1958, no se habrá imaginado que algún día sus hijos venderían máquina a China, Rusia, Australia, Estados Unidos y América Latina.

 

Máquinas de churros con cadenas de bicicletas

Este emprendedor fabricaba máquinas con los medios que tenía a su alcance, como por ejemplo cadenas de bicicletas. Hace 60 años, los procedimientos fueron sobre todo mecánicos y se utilizaba carbón como fuente de energía, por lo que no se podía controlar la temperatura del aceite de manera exacta. En el mundo digitalizado de hoy, InBlan utiliza sobre todo componentes electrónicos que permite una exacta regulación de la temperatura.

¿Cómo se hace un buen churro?

Solamente con la temperatura adecuada se obtendrá un churro de una buena textura y un buen sabor. Pero incluso así, hacer un buen churro no es fácil. Hay que utilizar una harina de gran fuerza para que el churro crezca al freír. La masa tiene que ser elástica y no puede ser pegajosa. Una vez hecha la masa, la churrera corta los churros y los tira a la freidora, donde tienen que reposar aproximadamente 2 minutos.

Para que los churros siempre sean de la mejor calidad, InBlan ofrece talleres de formación. Clientes de todo el mundo acuden a Valladolid para aprender a hacer un buen churro y los especialistas de esta empresa les enseñan exactamente lo que necesitan saber, incluida la preparación de variedades regionales, diferentes tamaños y creaciones gastronómicas propias. 

Gran variedad de churros y máquinas

Existe una gran variedad de churros y las máquinas de InBlan reflejan estas diferencias regionales e individuales. Solamente en España, este producto típico tiene variaciones desde el norte de la Península, donde suelen ser más gruesos, al sur, donde son más finos. Además que hay quién ofrece churros rellenos, churros cubiertos y hasta churros salados con chorizo o queso. ¡Por no hablar de las variaciones de churros en otros países!

InBlan proporciona la maquinaria adecuada para cada tipo de churro y cada uso. Desde máquinas manuales hasta grandes máquinas industriales de hasta 300 litros con diversas boquillas para churros de diferentes tamaños. Los clientes también pueden personalizar sus máquinas cómo quieran, pedir una boquilla con un tamaño específico o agregar complementos como amasadoras automáticas, rellenadoras de crema y más.

Freidoras, amasadoras y algodoneras de azúcar: InBlan está en todas partes

Si ya fabrican amasadoras y freidoras, ¿por qué no vender estos productos también? Es justamente lo que hace InBlan, y encontramos una gran variedad de máquinas gastronómicas industriales entre sus productos, tanto para platos salados como para postres y dulces. No necesariamente tienen que ver con los churros,  venden máquinas para lo que te puedas imaginar, ¡hasta algodoneras de azúcar!

Y es por eso que, independientemente de lo que te comas en tu establecimiento favorito, un algodón de azúcar en la fiesta del pueblo o en tu churrería habitual, probablemente tu plato se haya preparado con uno de los productos de InBlan, tan característicos de la gastronomía de nuestro país.
 

Sesenta años fabricando tecnología para Churrerías con clientes en...
Comentarios