lunes. 06.12.2021 |
El tiempo
lunes. 06.12.2021
El tiempo

Árboles que dan setas, castañas y madera

La gerente Catalina Fernández de Ana y el restaurador ambiental Esteban Sinde
La gerente Catalina Fernández de Ana y el restaurador ambiental Esteban Sinde

La bióloga y gerente de "Hifas da Terra" es Catalina Fernández de Ana, hija de uno de los integrantes de la Misión Biológica creada en Galicia en 1921 por el guipuzcoano Cruz Gallástegui Unamuno y creció con su padre y con su plantación de castaños híbridos, entre variedades gallegas y japonesas, resistentes a la enfermedad de la "tinta" y capaces de producir setas tras inyectarles en las raíces los micelios del "Boletus edulis".

Supercastaños

Los clones que custodia y comercializa "Hifas da Terra" tienen 36 años y suponen la llegada a los montes de España y Portugal de castaños de variedades seleccionadas, por ejemplo para la elaboración de "marrón glacé", con resistencia ante la "tinta" y por tanto productores de madera de calidad y, además, productores de "Boletus edulis" cuya recogida es muy rentable económicamente y con un gran valor medioambiental, pues pone en producción zonas de monte sin otro interés económico, según explicó a GG la gerente y bióloga.

Los bosques de castaños micorrizados, además de productores de castañas y madera, comienzan a dar las primeras setas en su suelo al cabo de 18 a 24 meses.

La micorrización también se aplica en otras especies arbóreas y, en el caso de la empresa pontevedresa, en abedules, pinos, "carballos" y roble americano, inoculados con  "Lactarius deliciosus" (níscalo).

Setas que limpian los montes

Otra de las líneas de trabajo de la empresa instalada en la parroquia de Bora, en el lugar llamado "Portamuiños", es destinar balas de paja y troncos secos al cultivo de setas "saprófitas" o comedoras de madera, lo que facilita además el acercamiento de estas técnicas a cualquier casa, donde se pueden cuidar pequeños cultivos de "Pleurotus ostreatus", la oriental "Shiitake" o el Champiñón común o "Agaricus bisporus".

Las balas de paja inoculadas con micelio de setas comienzan a producir en 3-4 días, si las condiciones de humedad y temperatura son las adecuadas y, según Fernández de Ana, la venta se dispara en torno a las fiestas navideñas pues envían más de 2000 "kits" de este tipo de cultivo a ciudades como Madrid y Barcelona, a un precio no superior a 20 euros.

La empresa sigue creciendo en torno a las setas

La emprendedora Catalina Fernández de Ana tuvo y sigue teniendo, según explicó a GG, un empeño preferente en explicar y divulgar el valor de las setas y su empresa nació para ello bajo los auspicios de la Universidad de Santiago y, en concreto, del catedrático de Microbiología Jaime Fábregas, en el año 1999 y después de ganar el primer premio de la Asociación Nacional de Jóvenes Empresarios y otro de Ideas Novedosas en la propia USC.
 
Desde el comienzo, la empresa se desarrolla con procesos de Biotecnología aplicada y el espacio que ocupa se destina en su mayor parte a la producción de setas y al estudio en laboratorio de los procesos de "micorrización", lo que les permite comercializar cada año miles de kilogramos de setas deshidratadas, en polvo o en extractos, en tiendas especializadas de España, Italia, Portugal y muy pronto Francia y Australia.

Otros productos novedosos son la mermelada de setas elaborada con "Shiitake" y azúcar de caña desde hace dos años, para su uso como acompañamiento en asados, platos de aves o simplemente con pan y queso.

También llevan cuatro años comercializando encapsulados de hongos como complementos nutricionales, lo que centra parte de la actividad de la empresa en dar a conocer este producto en congresos y reuniones del sector farmacéutico y a colaborar con clínicas privadas de toda España y con el Instituto Oncológico de Barcelona.

Catalina explicó que son varias las setas con propiedades vinculadas a mejoras en la salud y en la nutrición humanas como el propio "Shiitake", las también japonesas "Reishi" y "Maitake", la "Hericium erinaceus" o "melena de león",  la "Cuprinus comatus" y la "Coriolus versicolor" o "cola de pavo"

El desarrollo de esta línea de trabajo, en torno a los usos farmacéuticos de las setas, son la base para la posible apertura en los próximos meses, de la primera consulta micológica de España en las instalaciónes de "Hifas da Terra", cuya actividad se centrará en el uso de los hongos como complemento de tratamientos convencionales.

Cierran ciclo con trabajos de restauración ambiental


También es reciente el departamento de restauración ambiental en el que Esteban Sinde Stompel trabaja como asesor en proyectos como el de restauración de la "Fraga da Castasós" iniciada hace 5 años en el bosque autóctono más antiguo de Europa y pronto comenzará a hacerlo en la restauración ambiental de las islas de San Simón y San Antón y en el proyecto del arquitecto César Portela para el Pazo de Baión.

Lo mejor, comer setas cada día y sobre todo si son ecológicas


La actividad  de esta empresa se completa con aulas de cocina impartidas allí donde las reclaman, según explicó Cataliña a GG, para dar a conocer sus propiedades y formas de prepararlas.

"Yo misma como setas todos los días pues compruebo sus propiedades y me parece un desperdicio no aprovecharlas cuando son un producto tan abundante en nuestro entorno", agregó, y también recordó que son un elemento de equilibrio con la naturaleza "a la que hay que cuidar y tratar bien para devolverle así, en parte, todo lo bueno que nos aporta como los hongos".

Es importante, según dijo, que las setas consumidas sean ecológicas, es decir, que no vale comer las de cualquier lugar pues sus "micelios" son como esponjas y absorben todo "por lo que hay que mirar bien donde se cogen para su consumo", y en ese sentido, las del bosque de Portamuiños donde está la empresa, cuenta con esa certificación del Consejo Regulador de la Agricultura Ecológica de Galicia (Craega).

Árboles que dan setas, castañas y madera
Comentarios