miércoles. 01.12.2021 |
El tiempo
miércoles. 01.12.2021
El tiempo

Monitorizar los precios de la competencia: ¿por qué?

Con la ayuda de un buen software de monitorización de precios podemos tomar decisiones acertadas y racionales con las que prosperar como negocio
Con la ayuda de un buen software de monitorización de precios podemos tomar decisiones acertadas y racionales con las que prosperar como negocio
En una época de incertidumbre comercial y empresarial como la que nos encontramos ahora, cualquier ventaja que podamos sacar sobre nuestros competidores es poca

En una época de incertidumbre comercial y empresarial como la que nos encontramos ahora, cualquier ventaja que podamos sacar sobre nuestros competidores es poca.

Por suerte, una de nuestras principales bazas a la hora de estabilizar nuestro negocio está en nuestras manos: el control de precios. Y con la ayuda de un buen software de monitorización de precios podemos tomar decisiones acertadas y racionales con las que prosperar como negocio.

El aumento de beneficios es una ciencia. Para los comercios, esa ciencia se mueve en torno a la gestión de demanda del producto. La demanda viene en dos sabores: artificial y natural.


La demanda natural

La demanda natural está más allá de tu control. En mitad de una crisis, es imposible el bajar los precios lo suficiente para que la gente compre tu producto. Hay muchos ejemplos de demanda natural: todos necesitamos agua, tenemos la mala costumbre de comer a diario, etc.

La demanda natural es un concepto bastante simple, y lo más importante que tienes que recordar es que está fuera de tu control. Imagina que vendes caballos a principios del siglo XX; tu producto dejará de ser demandado conforme los coches aumenten de popularidad. Hoy, por ejemplo, los portátiles cada vez tienen menos demanda, gracias a nuestros teléfonos y tabletas inteligentes.


La demanda artificial

Esta demanda es mucho más interesante. Es posible convencer a tus consumidores de que compren más, o que te compren a un precio mayor. Puedes hacerlo bajando los precios, o restringiendo la oferta para elevar el valor percibido. Los más infames en esta cuerda son los vendedores de diamantes, que reducen la oferta al mercado de tal manera que consiguen vender piedras más o menos comunes a precios de escándalo.

No necesitas ser un vendedor de diamantes para aumentar la demanda de tu producto. Puedes reducir los precios a través de ofertas, o crear reducciones de precio estándar. Puedes mostrar escasez diciendo que sólo tienes un número limitado de unidades. Amazon, por ejemplo, te mostrará cuántas unidades de un producto le quedan a fin de aumentar tu urgencia.

Necesitas vigilar los precios de tus competidores con software monitorizador de precios y determinar la manera de ofrecer tu producto de manera más eficiente. Quizás sea ofrecer rebajas en el momento adecuado del año, cuando tus competidores están subiendo los precios. O puede significar enviar correos masivos urgentes para atraer a los clientes en momentos especiales. Si quieres competir en precios, necesitas saber cuándo es el mejor momento para aumentar o bajar tu precio. La mejor manera de hacer esto es vigilar los precios de tus competidores con un software de monitorización de precios, producto y stock de la competencia adecuado.

Puedes disminuir el riesgo para tus beneficios midiendo las ganas que tiene el cliente de pagar por un producto. Exponiéndolos a diferentes precios y medir la conversión es una de las mejores maneras de hacer esto. También puedes hacer encuestas y ver la respuesta a las ofertas que hagas por correo. Recuerda, poner precio a tus productos es un proceso.


Conclusión

En el comercio no puedes controlar la demanda natural de productos y servicios, pero puedes "fabricar" demanda a fin de estabilizar tu negocio. Ten cuidado a la hora de hacer guerra de precios. Éstas devoran los beneficios. Recuerda que la estrategia de precios es un proceso y debería ser revisada de forma constante.

Gracias al uso de software de monitorización de precios, podrás disponer de la última información necesaria para trabajar.

Monitorizar los precios de la competencia: ¿por qué?
Comentarios