lunes. 29.11.2021 |
El tiempo
lunes. 29.11.2021
El tiempo

La afición de la familia Maceiras por el póker

Desde su origen enigmático, el mundo del póker siempre ha estado rodeado de mitos y leyendas. La imagen proyectada por películas como Rounders, uno de los grandes clásicos de póker, persiste en el imaginario colectivo. Una percepción que dista mucho de la realidad que se vive en las mesas de juego de los torneos. A pesar de que la mayoría de estas historias no cuentan con una argumentación sólida, algunas de ellas son dignas de aparecer en la gran pantalla. Con las tierras gallegas como escenario principal, el personaje del exalcalde de Miño, Juan Antonio Maceiras, es una de las figuras más interesantes del juego de cartas.

Juan Antonio Maceiras nació en 1954 en Betanzos, pequeña ciudad histórica y medieval en las proximidades de A Coruña. Su pasión por el póker comenzó en un pequeño hostal de ese mismo municipio regentado por sus padres y sus tíos. Un lugar donde por las noches se jugaban diferentes modalidades de juegos de azar, especialmente con las cartas como protagonistas. Unas partidas que iban desde los juegos más clásicos, como el tute y el subastado, hasta otros como el póker descubierto o el póker tapado. Con tan solo con siete años, Juan disfrutaba de los distintos jugadores que pasaban cada noche por el establecimiento, mientras que al mismo tiempo intentaba aprender de todos ellos. Una atracción por los naipes derivada de su carácter estratégico, que va más allá del propio azar.

A pesar de su corta edad, Juan aprendió durante esa época los diferentes perfiles de jugadores existentes en el mundo del póker, principalmente el perfil del jugador ganador y el perfil del jugador perdedor. De esta forma, el joven brigantino copió las características típicas propias de los vencedores y, al mismo tiempo, evitó la mayoría de las carencias habituales de los perdedores. Una lección que le acompañó durante el resto de su vida. Una vida en la que deicidio no seguir los pasos de su padre, que era marinero, para meterse en la carrera de medicina, ya que el póker siempre fue una afición.

Durante su estancia en la Universidad de Santiago de Compostela, ciudad en la que vivía en una pensión con 21 amigos, su habilidad con las cartas solventó algún que otro problema de dinero. En una ocasión, con apenas cuatro duros para jugar al póker consiguió dos vacas, las cuales vendió y sacó dinero suficiente para comer en un restaurante durante un mes entero. Juan se sacó la carrera de medicina de seis años en cinco para ahorrarle ese dinero a su familia, que no podía permitirse mantenerle tanto tiempo fuera de casa. Con 21 años, se convirtió en el médico más joven en licenciarse en España.

 

Dos veces campeón del Sunday Million de póker

El brigantino llegó a Miño, municipio de la provincia de La Coruña, en los años 90 para ejercer como médico. Un pueblo en el que llegó a la alcaldía en 2003 encabezando una candidatura independiente. Posteriormente se unió a las filas del Partido Popular y consiguió la victoria tanto en 2007 como en 2011. Una primera línea política de la que se retiró en el año 2012, tras una década de mandato, con el objetivo de dedicarle más tiempo a su familia y con el objetivo de montar un pequeño negocio de hostelería. Un legado político que siempre estuvo marcado por la etiqueta de jugador de póker, a pesar de las connotaciones negativas que sigue teniendo el juego de cartas en Galicia.

blobid1548254405177

Fuente: https://twitter.com/

Debido a sus obligaciones, tanto profesionales como familiares, Juan sólo disputa torneos de póker por Internet, ya que esta modalidad le permite jugar desde cada con una mayor libertad de tiempo. El exalcalde de Miño se inició en el texas holdem poker, una variedad del juego de cartas que ofrece dos cartas a cada jugador y pone otras cinco sobre la mesa de juego, en el año 2007. Una iniciación que culminó unos meses más tarde cuando vietcong01, como es conocido en el mundo del póker, colocó su nombre en lo más alto del Sunday Million, el torneo online más prestigioso del mundo, llevándose 170.000 dólares. Una hazaña que repitió en 2010 en el Sunday Warm-up sumando otros 250.000 dólares. Dos victorias con las que se convirtió en el primer jugador en conquistador los dos torneos más importantes de esta modalidad de juego.

Dos hijos profesionales del póker

El árbol genealógico de los Maceiras apasionados al mundo del póker comenzó con Juan Antonio Maceiras, aunque el abuelo de su madre también estaba considerado como un buen jugador de la baraja de cartas. Una saga que seguirá muy presente en los torneos de la mano de sus hijos Juan y María, ambos jugadores profesionales. Juan Maceiras Lapido descubrió su pasión por los naipes en Estados Unidos, ya que una universidad norteamericana le ofreció una beca para jugar al fútbol después de sus buenas actuaciones en las categorías inferiores del Deportivo de la Coruña. Una gran oportunidad a nivel profesional para seguir dando pasos en el deporte rey que compaginó con el póker, ocio cotidiano de la sociedad estadounidense. Sin embargo, su papel en el European Poker Tour celebrado en Barcelona en 2017 hizo que colgara definitivamente las botas de fútbol para dedicarse profesionalmente a las cartas.

blobid1548254345063

Fuente: http://pokergallego.com/

Juan Maceiras Lapido debe parte de su éxito profesional a su hermana María. Ella fue quién le enseñó a jugar al póker antes de su aventura norteamericana. En un mundo mayoritariamente masculino, María, más conocida en los circuitos de póker como May, se convirtió en la primera mujer en conquistar un torneo en nuestro país después de coronarse en la VII fase del Campeonato de España de Póker en 2007, embolsándose 28.600 euros. Licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas, ha participado hasta en dos ocasiones en la final del European Poker Tour, así como en las World Series of Poker de Las Vegas. Una saga que generación tras generación ha situado a Galicia en el mapa del póker mundial conquistando los torneos, tanto online como presenciales, más importantes.

La afición de la familia Maceiras por el póker
Comentarios