viernes. 24.09.2021 |
El tiempo
viernes. 24.09.2021
El tiempo

Mesa puesta sobre la ría de Viveiro

Restaurante Nito, ViveiroTerraza sobre la ría del restaurante Nito, en Area, Viveiro.

NITO, sobre la playa de Area y abierto a la ría de Viveiro, es la gran referencia gastronómica de la mariña lucense. La calidad del producto de temporada está garantizada siempre y el mejor test de excelencia se realiza con la merluza. Opto por la preparación a la gallega, con una cocción suave y una salsa o ajada tradicional gallega que no mata, al contrario, reafirma por contraste el sabor de la merluza.

Abierto el verano hay que ir a Nito, si el día lo permite darse un baño o al menos un paseo por la playa de Area para abrir apetito, y dejarse dominar por la quietud que aporta este paisaje cantábrico. La incertidumbre que genera la actual situación hace más obligada una cita anual, al menos, en Nito, por si luego no fuese posible. Es el encuentro con una cocina basada en la mejor tradición gallega que se afianza y realza en la calidad del producto que allí se ofrece. Es la expresión auténtica de lo que se llama cocina de mercado, el producto de temporada, y en base a elaboraciones que realzan los sabores. Unas almejas a la plancha traen al paladar el recuerdo del mar; son y saben a almejas que se supieron potenciar en su paso por la cocina. Nada que ver esto con la extendida tendencia a destruir sobre el fuego, con los excesos de aceite sin seleccionar y otros añadidos, el buen producto que llega del mar: las almejas, las gambas...,

La merluza, ya lo hemos dicho, es el test de la excelencia de esta casa pero puede afirmarse que quien pretenda darse un homenaje con una verdadera mariscada en Galicia, la primera referencia ha de llevarle a Nito. El marisco o garantiza la calidad, y tirará lógicamente de la factura, o será preferible en cualquier lugar optar por otras alternativas. Uno, que no es de devociones marisqueras, puede asegurar que entre algún punto de la ría de Vigo y este de la Ría de Viveiro ha disfrutado con la vista y el paladar del mejor marisco.

Nito ofrece una carta completa y variada. Hay platos de cocina que se elaboran, que se crean, en base a la calidad del producto y en línea con lo que es la mejor tradición de la cocina gallega.

La cocina de Nito, como la del malogrado Santi Santamaría en el Can Fabes de próxima desaparición, tiene raíces en la tierra en la que se asienta. Es cocina con señas de identidad, como exigencia ineludible de quien trabaja en base a los recursos propios de la temporada y que necesariamente han de ser obtenidos en el propio entorno. ¿La merluza?, de Celeiro. De dónde sino. No es una cocina excluyente, para nada, pero su base fundamental radica en el propio entorno y de ahí toma lo mejor. No le pongan carga ideológica, como hicieron con el bueno de Santi Satamaría, porque en Galicia sonaría a chufla que el amor, el cuidado y el disfrute de lo propio fuese política.

Nito es la mejor representación en calidad y elaboración de lo que entendemos por cocina gallega. Es la evolución hacia la excelencia de aquella restauración del país que potenció el bueno de Jorge Victor Sueiro. Solos, luego, no supieron avanzar. Hay que ir a Viveiro, darse un baño y disfrutar en Nito.

Mesa puesta sobre la ría de Viveiro
Comentarios