sábado. 23.10.2021 |
El tiempo
sábado. 23.10.2021
El tiempo

La cunchiña de Tania

Margarita se fijó en la Cunchiña. Estaba abandonada sobre uno de los escalones de piedra que daban acceso a una ermita que en ese momento estaba cerrada. Miró a ambos lados del sendero, por si había por ahí cerca alguien que la hubiera olvidado. Estaba empezando a llover y decidió cogerla. Era una Cunchiña de cartulina, con los ojos y la boca perfectamente dibujados y...

Avanza, avanza

"Si el frío rompe la noche de escarcha, / el hielo hará crecer la herida, / más sabia, más sabia". Después de tanto tiempo, Lorena trataba de resetear su vida, como había exigido su suegra. Un nuevo comienzo, quizá, quién lo sabría. En los tres últimos años había tenido un hijo, Roque, y había perdido a su pareja. Lidiar con aquello había sido muy duro. Compaginar los...
MARIA SOLLA

Caminando polo público

YO HAGO EL Camiño en este Ano Xacobeo porque el Camiño es de todos y a mí me gustan las cosas públicas, las que tienen responsables pero cuyas propietarias son las personas, en este caso todas las del mundo y particularmente las gallegas. Es bonito tener algo así, que no sea de alguien porque es universal, público y accesible a todo el que lo quiera disfrutar. Yo soy...
Rodrigo Cota - Historias del Camino - El sacrificio de Teodomiro (22.09.21)

El sacrificio de Teodomiro

TEODOMIRO RINALDI Castro era argentino, hijo de italiano y de gallega. Había amasado una fortuna de suficiente entidad para pasar de rico a millonario aunque no a multimillonario, embotellando bebidas carbonatadas de sabores. La empresa se la había dejado a su hija Estela con la tranquilidad de que sabía cómo llevarla. Y Teodomiro lo primero que hizo tras jubilarse fue...

Las novias y el ladrón

Elena y Lúa caminaban de la mano. Nunca se habían atrevido a hacerlo. Fueron al principio bebés del mismo vecindario, casa con casa; luego compañeras de guardería, de colegio y de instituto. Ahí se convirtieron en una pareja secreta. A su edad de quinceañeras y en su época, no estaba bien visto que dos mujeres se convirtieran en novias y así fueron pasando los años. Ellas...

El divorcio de Clara y Fulgencio

CLARA Y FULGENCIO caminaban desde hacía dos horas en silencio. Habían pasado la noche en el Albergue de Peregrinos de O Porriño. Fulgencio estaba pendiente del móvil, viendo todos los resultados del fútbol de todo el fin de semana. De vez en cuando movía la cabeza afirmativa o negativamente dependiendo de que algún marcador le gustase más o menos; Clara, mientras tanto,...

La aventura de @MathaBalooba

@MathaBalooba calculaba que si todo seguía a ese ritmo, en par de años podría afincarse en Andorra, como algunos otros grandes influencer españoles. Su canal de Youtube, alimentado por sus cuentas en Facebook, en Twitter, en Instagram o en TikTok no dejaba de recibir suscriptores que le generaban unos ingresos inimaginables para una chica de su edad. Y todo por hacer lo...

Los rezagados

Así como empezaron a caminar, Idoia y Jon tuvieron las primeras dudas. 54 años tenían ambos, pareja desde los 20. En todo aquel tiempo habían hablado en muchas ocasiones de hacer algún día el Camiño, uno de esos planes recurrentes que por lo general nunca se cumplen. Con la pandemia, el confinamiento, los cierres perimetrales, los toques de queda, los parones de la...

La cura de Iago

Iago caminaba como un poseso. Tres meses antes, tras su ruptura de un emparejamiento tormentoso y tóxico que había durado casi tres años, se había enfrascado en su trabajo. No quería hablar con nadie; no quería ver a nadie y odiaba esos momentos en los que se encontraba con algún amigo por la calle y todo eran preguntas sobre cómo se encontraba, invitaciones a ir de copas...
camino2

El síndrome de Carlos-Carlitos

Carlitos Dacosta caminaba enfurruñado, con los brazos cruzados. De vez en cuando emitía un bufido, se quedaba a tres pasos de su madre, luego la alcanzaba otra vez y le tiraba de la chaqueta o se abrazaba a su pierna para frenarla. -Carlitos, para ya. -Es que estoy muy cansado, jopé. Llévame en el colo -exigió. -No sea pesado, Carlitos. No te voy a llevar en el...

Aquilino, que no emigró

Aquilino Barreiro, ampliamente octogenario, ocupó buena parte de los últimos años de su vida reflexionando sobre su pasado. Sobre un instante concreto de su pasado, el que desencadenó el resto de la vida que había sentido, llorado y reído.  También hizo durante aquella última etapa un trabajo paciente entre familiares y amistades para convencer a alguien de que le...